agro

Francisco Bustillo: “Siempre está en nosotros mejorar las posibilidades de acceso”

El ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, dialogó con Rurales El País sobre la rehabilitación de China a BPU. A su vez, comentó sobre el trabajo que realiza la cancillería sobre algunos mercados, así como también su opinión sobre una posibile “modernización” del Mercosur

Nota a Francisco Bustillo, Ministro de Relaciones Exteriores, Canciller, en su despacho, Montevideo ND 20210226 foto Estefania Leal – Archivo El Pais

Este jueves Uruguay recibió una grata sorpresa: la rehabilitación del mercado chino para el frigorífico BPU, que había sido suspendido en abril por un problema en el etiquetado. “Lo esperábamos”, dijo al respecto Francisco Bustillo, canciller de la República. En diálogo con Rurales El País, el diplomático recordó que el lunes pasado habían visitado el frigorífico, en donde se reunieron con el gremio y con los directivos, quienes les comentaron que desde hacía casi dos meses y medio venían con este problema.

“Les hice saber que había expectativas de que en muy breve plazo se iba a levantar la suspensión. El martes convoque al embajador chino. El tema central fue la suspensión del frigorífico y se comprometió a hacer las gestiones al más alto nivel. Efectivamente ayer nos levantamos con la buena nueva del levantamiento de la suspensión”, afirmó.

Hace un año que Bustillo asumió su cargo en el Ministerio de Relaciones Exteriores y, señaló, que desde el día uno se procuró acercarse a todo el sector exportador, particularmente al agrícola y ganadero.

Sobre las relaciones con China, explicó que hay aspectos civilizatorios y culturales que es necesario que sean tenidos en cuenta. “Es distinto cuando uno exporta a Estados Unidos o la Unión Europea que cuando lo hace a China. Tenemos que aceptar que es otra cultura”, aseguró.

De todas formas, indicó que “siempre está en nosotros mejorar las posibilidades de acceso”.

“No nos privamos de considerar la posibilidad de mejorar el protocolo si fuera el caso, es un tema de oportunidad, de conveniencia y no necesariamente los tiempos de los frigoríficos son los tiempos políticos de la relación”, indicó.

Flexibilización del Mercosur. Sobre la flexibilización del Mercosur, proceso que prefiere definirlo como “modernización”, sostuvo que es un tema que ya lleva más de 20 años de inquietudes, particularmente de Uruguay.

“Hace más de 20 años que los distintos gobiernos uruguayos se han propuesto llevar esto adelante. No me es ajeno. Fui embajador uruguayo en Argentina y era uno de los temas en carpeta. Desde mi llegada como canciller es un tema que retomamos, lo ponemos arriba de la mesa, está siendo considerado, pero no es fácil conformar la voluntad de los cuatro miembros, aunque se puede avanzar”, explicó.

Con esto está en juego una mayor inserción internacional, sobre todo, de Uruguay. A propósito, mencionó que “es un momento muy bueno”, porque necesitamos mayores y mejores mercados. “No es atentar con el Mercosur, ni romperlo”, aclaró.

En tanto, dijo que si bien la gran preocupación de los últimos tiempos ha sido la modernización del Mercosur, comentó que en paralelo se sigue trabajando en un mayor acceso a mercados en los distintos continentes o bloques de países. Por citar un ejemplo, mencionó al Medio Oriente, que es un tema que debidamente explotado “puede darnos grandes satisfacciones”. De igual forma, comentó que en EE.UU. se solicitó tener más toneladas de carne y que se reincorpore a Uruguay en el sistema general de preferencia.

“Más allá de la flexibilización seguimos trabajando intensamente en otras habilitaciones”, aseguró.

Estados Unidos. Sobre EE.UU. comentó que es un mercado en el que se continúa trabajando y hoy “el camino está allanado”.

Se ha solicitado en cortes de altísima calidad, una cuota no menor a las 10 mil toneladas que ahora depende de una decisión del gobierno americano. “Tenemos una excelente relación y han sido receptivos. Falta mucho trabajo, pero estamos bien encaminados. En un plazo razonable esperamos llegar a buen puerto”, señaló.

UE-Mercosur. Sobre el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, Bustillo confesó que observa ciertas dificultades, como el tema medioambiental, de la Amazonía. “Es una constante en estas negociaciones que llevan algo más de 20 años. Soy realista, falta mucho por discutir. Hay voces en contra, como Francia”, dijo.