agro

Fernando Mattos: “El sector carece de señales y tiene demasiadas incertidumbres” 

“El sector carece de señales y tiene demasiadas incertidumbres; incertidumbres climáticas y aspectos de riesgo sanitario con alta incidencia”, dijo el nuevo ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Fernando Mattos

Mattos señaló, en diálogo con Valor Agregado de radio Carve, que la determinación de un marco de certezas por parte del gobierno “es un factor imprescindible para que los actores puedan tomar correctamente sus decisiones”. “Podrán haber políticas de Estado. Ojalá el país tuviera tres o cuatro políticas de Estado”, manifestó consultado sobre el plan estratégico que planea implementar.

Según dijo, el rediseño de las campañas sanitarias es un factor de inseguridad. “El sistema sanitario uruguayo, que goza de un prestigio internacional importante, va a ser reforzado. Los mercados han variado y tenemos que tener otras fortalezas. Debemos revisar los elementos de protocolos que deben respetar una lógica de negociación, más presente el servicio sanitario y el apoyo del sector privado”, expresó.

Además, aseguró que China “es un gran” socio comercial y que si bien estamos en un excelente momento de las relaciones bilaterales, existe una agenda importante de visitas oficiales para fortalecer el vínculo bilateral.

Garrapata. Sobre el tema de la garrapata, Mattos sostuvo que el control es lo más adecuado. “No creo en campañas externas que generan expectativas y luego no se cumplen. Creo que tenemos que tener un equilibrio claro en el control de la población, de la infección y el daño económico que genera. La incidencia es grave, el costo económico es elevado”, agregó.

Instó también a trabajar en educación sanitaria, trabajar muy de cerca con gremiales y productores. “Es importante generar un ida y vuelta entre oficial y trabajador. El desánimo de los productores es porque las campañas se extienden y las soluciones no aparecen, no en todas, pero sí en algunas”, afirmó.

En tanto, manifestó que hace casi 20 años que se extinguió el último foco de aftosa y que la lógica de certificación dando garantía a los mercados “debería rediseñarse y repensarse”.

“Necesitamos una revisión general de los trámites facilitando el funcionamiento, que no tengamos tanta burocracia, demora, costos”, explicó.

Instituto de la bichera. Sobre la creación del Instituto de la Bichera, manifestó que hay que ver cuál es el mejor diseño desde el punto de vista de la gobernanza. “Obviamente quien ponga el dinero tiene que participar. Es una campaña sanitaria más, distinta, que tenemos que ver cómo diseñamos la gobernanza para dar la garantía a los servicios ganaderos y a quienes la financian”, agregó.

Por otro lado, aseguró que es importante abordar una revisión de la institucionalidad agropecuaria. De todas formas, indicó que el principal  rediseño tiene que partir del Ministerio, para luego ir por la institucionalidad.

El ministro confirmó que Conrado Ferber es el nuevo presidente del INAC y aseguró que trabajarán “muy cercanamente”, dado que se trata de la cadena productiva más importante del país.

Además, aunque no confirmó ni desmintió nombres para no generar expectativa, informó que tienen “toda la confianza” en Juan Daniel Vago, para presidir el INALE. “Es un sector de enorme potencial que viene recuperando posición. Precisamos de los mejores responsables para regir”, agregó.

Mattos manifestó también que Colonización es un instituto muy importante, que ha tenido el foco en la compra de tierra en los últimos años. Sin embargo, explicó que no se trata solamente de asignar tierras, sino que hay que generar tierras económica y socialmente viables. “Nos preocupa si le faltan recursos al Instituto para ejercer su función, que debería ser repensada que atienda a los cometidos pero desde otra manera, de la viabilidad productiva de los colonos”, agregó.

Finalmente, habló sobre el Instituto de Bienestar Animal y sostuvo que hoy está enfocado en el control poblacional a través del chipeo, la esterilización y la instalación de albergues, pero dijo que se busca la mejor resolución para el ataque en los campos de forma urgente para evitar que el daño económico a la producción. “No puede haber derechos para algunos animales, cuando no hay para otros”, concluyó.