Agricultura

Desde Argentina continúan comprando soja de Estados Unidos

Realizaron una nueva compra por 130.000 toneladas.

Soja.

La Nación (GDA) | El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) confirmó hoy una nueva venta de soja estadounidense a Argentina, por 130.000 toneladas. Así, esta operación se suma a las relevadas por el organismo el 10 y el 11 del actual, por un total de 240.000 toneladas, tras 20 años sin compras argentinas. Esos negocios fueron concretados por la firma argentina Vicentín, para abastecer una capacidad de molienda diaria que -según un relevamiento de la Bolsa de Comercio de Rosario- alcanza las 29.500 toneladas.

Lo llamativo de la confirmación hecha hoy por el USDA es que, del total de 130.000 toneladas, 60.000 corresponden a la actual campaña estadounidense 2017/2018, es decir que pueden ser embarcadas hasta fines de agosto.

Cabe recordar que en ocasión de la primera operación reportada por el USDA, el presidente del Senasa, Ricardo Negri, afirmó a La Nación que “hoy un barco con soja estadounidense no podría desembarcar en Argentina” y, en vista de los negocios pautados para las descargas a partir de octubre/noviembre, afirmó: “Prevemos que antes del plazo de entrada de la mercadería hayamos actualizado los protocolos sanitarios entre ambos países tras 20 años sin intercambio y resuelto la asincronía existente entre los eventos transgénicos autorizados en los Estados Unidos y los habilitados en el país”.

Ahora, a partir de esta compra de 60.000 toneladas 2017/2018, el Senasa debería acelerar los tiempos para actualizar los protocolos sanitarios bilaterales y para discernir sobre los eventos transgénicos autorizados en los Estados Unidos y no en Argentina, y -en rigor- tampoco en los países de la Unión Europea que suelen ser los destinatarios de la harina de soja producida en las fábricas argentinas.

En el mercado doméstico, los operadores coinciden al señalar que estas compras ponen en evidencia la necesidad de mercadería que tiene la industria aceitera ubicada en el Gran Rosario y el temor de la misma a un incremento de la capacidad ociosa en las plantas por el derrumbe de la cosecha argentina por efecto de la sequía, con un volumen que se prevé entre 37 y 38 millones de toneladas, con una caída interanual superior al 30 por ciento.

Según datos de la Cámara Aceitera de la República Argentina (Ciara), durante 2017 la capacidad ociosa de las fábricas procesadoras promedió el 30%, un porcentaje que podría elevarse por la menor disponibilidad de mercadería prevista para el presente año. Según la entidad, la capacidad diaria de molienda argentina de oleaginosas es de 204.000 toneladas.

Vale agregar que el jueves pasado, en su informe mensual de estimaciones agrícolas, el Ministerio de Agroindustria de la Nación estimó las importaciones temporarias de soja durante el ciclo 2017/2018 en 2,50 millones de toneladas, por encima de los 1,31 millones de la campaña 2016/2017.

Otro factor señalado por los operadores para justificar las importaciones de soja desde los Estados Unidos es el descenso registrado por los precios de la oleaginosa en la Bolsa de Chicago en las últimas ruedas -acumula tres jornadas bajistas consecutivas-, que habilita a las firmas que operan en la Argentina a realizar “compras de oportunidad”, frente a un mercado doméstico que se tonificó sobre el cierre de la semana pasada.

Rurales EL PAIS