Publicidad

Aún con la cuenta ajustada, el margen global sigue siendo "muy favorable" al doble cultivo

Tomas Molina, agricultor de centro sur del país, trazó un balance de la zafra de cultivos de invierno

Colza
Carolina Meikle

“El margen va a ser positivo, cerramos una linda zafra de invierno. Aún con la cuenta ajustada, el margen global sigue siendo muy favorable al doble cultivo”, aseguró Tomas Molina, agricultor de centro sur del país.

En Valor Agregado de radio Carve, sostuvo que fue una zafra de invierno en la que que en algún momento asustó la falta de lluvia en primavera, pero que “felizmente todo está funcionando”. En ese sentido, indicó que en cebada, con el 90% del área levantada, el rinde promedio es de 5000 kg por hectárea, con buenas calidades malteras.

Además, contó que quedaba la incógnita por la colza, porque prácticamente el área estaba dividida en dos: por un lado, la temprana que no estuvo afectada por heladas y rindió 2000 kilos; y, por el otro, había un área afectada por las heladas, pero los rendimientos “vienen sorprendiendo”: unos 1500 de promedio.

“Se viene redondeando una zafra muy linda”, aseguró.

Por otro lado, Molina confesó que le hubiera gustado vender más, pero no se animó a tomar posición de venta y comprometer físico. “No vendí más del 30% de la cosecha, lo estoy vendiendo ahora y no es el mejor de los precios”, dijo.

Verano. Sobre la siembra de verano, el agricultor comentó que los episodios de lluvia de baja magnitud permitieron muy buenas implantaciones en las primeras siembras. “Estamos en muy buena posición. En algunos casos más tranquilos, en otros jugando porque la humedad es muy limitante. De todas formas, considero que estas fechas no se deben perder: tomar el riesgo y esperar la lluvia”, afirmó.

En soja de primera se estima tener un rendimiento equilibrio de entre 2200 y 2500 kilos por hectárea; de segunda, entre 1700 y 2000.

“Es un número al cual es fácil llegar, pero no siempre se llega. Hay que esperar a que pase febrero, que es cuando se juega el gran partido”, cerró.

La materia grasa alcanzó un 52%, obteniendo bonificaciones

Publicidad

Publicidad