Agricultura

Arroceros se reúnen hoy con titular de OPP

Analizan posibles herramientas para subir el área de cultivo.

Arroz en Uruguay.

Pablo Antúnez

Los productores arroceros comienzan a transitar el camino, junto al gobierno, de generar herramientas financieras que posibiliten bajar la incidencia del endeudamiento y generar mayor área de cultivo para la zafra 2020/21.

Representantes de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) se reúnen hoy con el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Ec. Isaac Alfie para continuar avanzando. “Queremos darle un poco de seguimiento al análisis de lo que entendemos debería ser el accionar del gobierno en materia financiera, de cara a la nueva zafra”, contó a El País el titular de la gremial, Alfredo Lago.

Según Lago, la meta es contar con OPP como una aliada porque “el sector arrocero puede ser un dinamizador de la economía uruguaya, si se dan las condiciones para poder recuperar área. Nos parece que van por ahí, por una serie de acciones que hemos emprendido con el Ejecutivo. Esperamos que en el mediano plazo —no más allá de fin de mes—, tengamos acciones concretas de parte del gobierno, por lo menos en el capítulo financiero”, reflexionó Lago.

La Asociación Cultivadores de Arroz, había enviado una carta al presidente de la República, Luis Lacalle Pou, marcando la necesidad de incrementar la participación del Banco de la República en el financiamiento del cultivo, a través de un nuevo crédito, que redunde en crecimiento de área.

Posteriormente el pasado 20 de mayo, la gremial mantuvo una reunión con el subsecretario del Ministerio de Economía y Finanzas, Alejandro Irastorza y con el presidente del Banco República, Salvador Ferrer. En el marco de ese encuentro, convocado por el gobierno, los productores manifestaron cuál era la situación y “cómo entendíamos desde ACA que debían plantearse las herramientas financieras”, dijo Lago. Una salida es por la vía de reestructurar todo el endeudamiento provocado por la situación negativa de estos años. “Precisamos plazo y canalizar en una sola ventanilla este endeudamiento que está repartido en la plaza bancaria, en la industria y en proveedores”, explicó el titular de la ACA.

Endeudamiento. Esa canalización del endeudamiento, según la visión de los productores, “tiene que estar relacionada con la capacidad de pago del productor y eso lo relacionamos con la posibilidad de que el BROU acceda a generar nuevos créditos para la siembras futuras y de esas manera también lo entendió el presidente de la institución”, agregó Lago.

El sector tiene un pasivo que está en el entorno de los US$ 60 millones, aparte del Fondo Arrocero que son US$ 55 millones establecidos en el fideicomiso. A fin de mes, los arroceros quedarán debiendo US$ 60 millones, que “es la sumatoria de estos últimos años y precisamos que ese monto se reacomode en plazos”, aclaró Lago.

Lo que está claro es que por más que este pueda ser un año bueno, no permitirá recuperar seis zafras de pérdida y tapar los agujeros de las deudas contraídas para producir.

“Por eso estamos pidiendo plazo y una mayor participación del BROU en lo que es el crédito al sector”, aclaró el titular de la ACA. La institución financiera representa hoy el 30% del financiamiento del cultivo, cuando años atrás representaba el 70%. Los molinos arroceros financian la mayor parte del área a plantar.

“La estrategia de la ACA que le acercamos a las autoridades, es que vayamos en ese camino, una mayor participación del Banco República, que en definitiva va a generar las herramientas que permitan crear un crecimiento del área para la zafra 2021”, dijo Lago.

Encuesta. Por otro lado, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca publicó ayer la Encuesta Arrocera y ACA no coincide con los datos publicados por la DIEA. La gremial, en base al conteo de las áreas plantadas, maneja un área en la zafra 2019/20 de 133.000 hectáreas, mientras que la encuesta marca poco más de 140.000 hectáreas, que representarían un área 3,2 % inferior a la registrada en la zafra anterior cuando se sembraron 145 mil hectáreas. La encuesta destaca una producción de 1.209.031 toneladas de arroz cáscara seco y limpio, a la gremial le da menos. “La diferencia es grande y a la DIEA le está dando una productividad de casi 70.000 toneladas más. Estaríamos ofreciendo dos barcos más de arroz que no tenemos”, dijo Lago.