Lechería

Tambos se achican y se endeudan; producción cayó en un millón de litros

La lechería llevaba varios años creciendo a más de 4% anual, pero ese crecimiento del sector, de la mano de mayor producción, se logró con inversiones y endeudamientos, respondiendo a las señales de los mercados.

La leche en polvo entera cayó de US$ 5.000 a US$ 2.000 la tonelada. Los productores pasaron a cobrar de US$ 0,45 por litro a US$ 0,25 por litro. Eso hizo que muchos tambos bajaran la cortina y hoy la caída de la producción es de más de 1 millón de litros.

En 2015 se retiraron dos empresas lácteas de Uruguay: Ecolat (grupo Gloria/Perú) y Schreiber Foods (EE.UU.). Eso generó incertidumbre en la producción. Además, se sumó una crisis climática, primero con una sequía y luego con exceso de lluvias que complicaron mucho.

Los US$ 80 millones que se repartieron entre unos 3.000 productores, pertenecientes al Fondo de Financiamiento y Fortalecimiento de la Actividad Lechera III, ya estaban destinados a cubrir deudas de 2015. Se comienza a pagar el mes que viene.

Rurales EL PAIS