Ganadería

“Los valores que se están dando para el novillo y la vaca gorda son los pisos”

Según planilla de ACG el precio del novillo gordo está a US$ 2,99 y la vaca gorda a US$ 2,62.

Ganado Vacuno

Rurales – El País

El principal del escritorio Silveira Negocios Rurales, Rodrigo Silveira, dijo en radio Carve que los frigoríficos están buscando un piso en los precios para luego empezar a comprar ganado. “Debido a las lluvias en unas partes del país y la escasez en otras, las industrias han podido hacerse de oferta por gente que se está apretando y tiene los ganados prontos y no le queda más que salir a vender”, comentó.

Tal explicó Silveira, los actuales valores para el novillo gordo (US$ 2,99) y vaca gorda (US$ 2,62) serán los pisos del mercado. “Hay plantas que están buscando novillos y se les está complicando para conseguir. También hay un exceso de ofertas de vacas y la disparidad entre las situaciones del país hace que esté complicado para concretar negocios y atar puntas entre clientes e industrias”, señaló.

Con respecto a la producción ganadera en el departamento de Cerro Largo, el consignatario dijo que en 2015 se experimentó un año con importante sequía y, posteriormente, excesos de lluvias. “Veníamos con campos con una dotación alta de ganado, pero los productores de esos campos salieron a normalizar la cantidad de cabezas por hectáreas que podían soportar. Se vendió a buen ritmo y la situación actual es equilibrada”, remarcó.

Hoy los campos en la zona se mantienen verdes y las pasturas están maduras. A pesar de la escasez de agua de las últimas semanas, que es normal para la época, Silveira dijo que cuando se precisan algunas precipitaciones algo han llegado. “El estado de los ganados son buenos, engordados a campo y están saliendo. Están bien recuperados de lo que fue la situación del año pasado”, agregó.

Retorno de campos a la ganadería.

Debido a la caída de precios de los granos, principalmente de la soja, muchos productores y grandes empresas han relegado campos para la agricultura y han aprovechado la oportunidad para retornar a la ganadería. “Hoy empresas como el Tejar y ahora UAG están rotando campos, no hacen tanto grano y están pasando a hacer pasturas e incorporando el engorde de vacunos o recría en esos campos de pasturas”, explicó Silveira. Campos con rindes de 2400 o 2600 kilos por hectárea en años normales y con una soja a los precios que están ahora no dan para cubrir los costos. Claramente “el área sojera se redujo un montón” y esos campos “están haciendo pasturas y se está colocando ganado sobre ellos”.

El boom de la soja provocó aumentos en los arrendamientos y un campo para la ganadería comenzó a competir con otro de producción de granos. Actualmente con la baja en los precios internacionales de los granos, las rentas han bajado, pero según dijo Silveira, deberían bajar un poco más, ya que el costo para el productor: pagar rentas, empleados, impuestos y salir a ganar plata hace que los números den justos. “Un campo invernador bueno puede estar en el entorno de los US$ 85 y uno criador en los US$ 65 aproximado”, concluyó.

Escuche el audio:

Rurales EL PAIS