Ganadería

Escasa oferta de ganado gordo con una alta faena

Abasto puja por haciendas y faena se solventa en corrales.

URUGUAY--Sube-el-ganado-gordo-y-el-mercado-se-agilita

Ganado gordo en industrias. Foto: archivo El País.

Pablo Antúnez.

El mercado del ganado gordo continúa mostrando escasa oferta a pesar del alto volumen de faena, que mayoritariamente está apuntalado por haciendas procedentes de los corrales de engorde, pero a su vez, se muestran muy demandado porque los frigoríficos dedicados al abasto también están peleando por la hacienda.

El broker Alejandro Berrutti, principal de United Breeders & Packers aseguró ayer a El País que la oferta de ganados de campo es escasa y se limita cada vez más el volumen de haciendas terminadas sobre verdeos o pasturas implantadas.

A su vez, los productores no están en una posición vendedora y prefieren esperar a que los precios mejoren, metiéndole más kilos al ganado en la medida que sus verdeos y campos se lo permiten. “Aquellos que tienen ganado pronto y ven una recuperación en el precio, esperan más para vender, ni siquiera fijan una posición de venta, están en la postura de seguirle metiendo kilos y esperar mejores cotizaciones”, aseguró Berrutti.

Para este operador, una de las cosas que podría cambiar la tendencia del precio, principalmente del novillo, “es el retiro de las cuadrillas de rabinos de los frigoríficos por el Año Nuevo”. Ahí las faenas bajo rito Kösher se detienen y se retoman tras el pasaje de las fiestas tradicionales en Israel.

Berrutti estimó que “será una post zafra marcada y corta”. Parece ser que previendo la post zafra y ante la mayor exportación de carne vacuna uruguaya de alta calidad, en el marco de la cuota 481 de la Unión Europea, la industria frigorífica se preparó en febrero, marzo y abril para lidiar con el faltante de ganado con haciendas de sus propios corrales de engorde o procedentes de corrales de productores —corrales de terceros—, con los que hizo contratos previos.

Apelar a esos ganados de encierro en estos meses complicados de faltante, le permite a los frigoríficos no enloquecerse, mantener una buena actividad y no tener que salir a buscar haciendas en un mercado complicado, donde por más que el precio suba no crecerá el volumen de haciendas.

El abasto interno también está ayudando a que la faena se mantenga alta y puja para mantener los precios de la hacienda gorda. Berrutti dijo a El País que “hoy los frigoríficos dedicados al abasto están con buenos precios” y puso como ejemplo que “un novillo liviano se está pagando cinco centavos de dólar (por kilo) por encima del novillo pesado de exportación”. Lo mismo pasa con la vaquillona gorda, donde el abasto también mantiene una fuerte demanda.

En las últimas semanas se nota mayor presión en el mercado de los frigoríficos dedicados al abasto, que tienen que salir a pagar el poco ganado que sale al mercado. “Si bien hay un volumen de faena grande, no es para el mercado local, es lo que explica por qué el abasto se dispara”, sostuvo Berrutti en su análisis.

Carnes. Pot otra parte, el broker cuya empresa mantiene una fuerte presencia en el mercado internacional de carnes, aseguró a El País que “es un año complicado”, porque “internacionalmente los precios no han logrado recuperarse”.

En ese sentido, recordó que China —el principal destino en volumen para la carne vacuna uruguaya y las menudencias— está siendo bombardeado por carne brasileña.

A su vez, la industria uruguaya ve un alivio al colocar carne en Rusia, que seguramente durará hasta que se terminen de completar los cupos. “Rusia empezó a comprar algunos productos de no grandes valores en lo que son menudencias y recortes. Eso repuntó un poco y arrastró a otros mercados que se ven obligados acompañarlos”, explicó el broker Alejandro Berrutti.

Sin embargo, aclaró que más allá de esa colocación en este tradicional mercado, tampoco esos negocios que se están haciendo “son grandes locuras”.

Rurales EL PAIS