Expo Prado

En la pista del Holando la pasión superó a la crisis

Carteles y globos negros alertaron que la lechería está herida.

_AIC0128

Más negro que blanco. El sector se manifestó en Expo Prado. Foto: Ariel Colmegna.

Apuntando siempre a escoger vacas con mucho balance, funcionales y que se adapten a cualquier sistema productivo, el criador uruguayo Julio Eduardo Antognazza coronó ayer como Gran Campeona y Campeona Suprema a una vaca de tres años Senior que todavía no tiene 4 años y tuvo 3 partos, expuesta por Benítez Hnos.
Este animal ya había sido Gran Campeona en Florida y Campeona Junior hace dos años en la misma pista de la Expo Prado. “Es extraordinaria, tiene un gran sistema mamario, un gran poder y una enorme fortaleza lechera. Me impresionó desde el momento en que la vi en la categoría”, afirmó el jurado al final de su trabajo. Los mismos criadores también se adjudicaron la Tercera Mejor Hembra PI, en una competencia muy ajustada.
A su vez, la Reservada Gran Campeona, otra vaca muy elogiada por el jurado fue expuesta por Cabaña “El Grillo” de José Gurgitano ya había participada en la pasada Florida pero había logrado sólo premio en su categoría, ahora estuvo peleando la punta de la fila.
En los machos, el Gran Campeón fue un toro expuesto por Cabaña “San Alberto” de San Alberto Sociedad Ganadera y es un toro de muy buen desarrollo y gran carácter lechero. Su Reservado Gran Campeón fue un ternero expuesto por Cabaña “El Grillo” de José Gurgitano.
A nivel de Selección Holando (SH), la Gran Campeona y Mejor Ubre Adulta SH fue expuesta por Cabaña “El Revenque” de Rúben Braga y sobresalió en la pista por su enorme calidad, donde el jurado dijo encontrar “vacas fantásticas, con ubres bien implantadas y una gran calidad”. La Reservada Gran Campeona SH también fue expuesta por la misma firma y en este caso fue la ganadora del Concurso de Producción de la raza. El jurado destacó en todo momento la calidad del Holando uruguayo y remarcó que en la pista se vio “la excelencia de la raza”, encontrando, incluso esa misma excelencia en las filas de SH.

POTENCIAL. Julio Eduardo Antognazza pertenece a una familia con larga trayectoria en el Holando y al final del juzgamiento dijo que haber sido jurado en la Expo Prado fue “un sueño cumplido”, porque “siempre me tocó estar el otro lado preparando vacas, entonces sé muy bien lo que es estar hoy con las vacas en pista, es un trabajo inmenso poder llegar con las vacas lo mejor posible”.
Antognazza le puso mucha emoción al Show al momento de entregar las máximas distinciones, sorprendiendo a los demás criadores y no pasó por alto la crisis que enfrenta hoy la lechería uruguaya y en la pista se reflejó con carteles que alertaban acerca de la problemática del sector y globos negros.
“Felicito a los criadores y expositores porque es un momento crítico para la lechería y en los criadores puede más la pasión y siguen estando presentes en la exposición, en un año que no es para nada sencillo”. El criador maragato que ha paseado vacas ganadoras en Shows en Uruguay, Argentina, Brasil, Canadá y Estados Unidos, agradeció a su padre Julio, a su familia y a sus tios, por haberle inculcado la pasión de criar Holando, “cosa que no me arrepiento para nada en la vida”, destacó.

Rurales EL PAIS