Agricultura

“El promedio de la cosecha de soja en Uruguay se va a comercializar en US$ 350 por tonelada”

Los nuevos precios de la soja va a permitir que se amplíe la zona agrícola.

516366abba802

La soja cerró en Chicago con precios máximos desde 2014, para julio 2016 cotizó los US$ 420 dólares por tonelada y esta tendencia alcista permite planificar el próximo año con otro ánimo, tranquilidad y una mirada más optimista.  

El principal de Fadisol, Ignacio Foderé, aseguró en Valor Agregado en radio Carve que esta suba en el valor de la soja es una muy buena noticia pensando en la próxima zafra. “Para el país es un rubro exportador por excelencia en los últimos años y es un gran dinamizador de todo lo que rodea ya que genera mucho ingreso, movimiento en las empresas de maquinarias, insumos, exportación, más mano de obra y un fuerte ingreso para el gobierno”.

Comentó que la suba de precios viene en un momento oportuno porque está finalizando la campaña 2015/16, permite planificar mejor el próximo año y se están cerrando operaciones para el 2017 en el orden de los US$ 355 por tonelada. Foderé dijo que “si se comparan estos negocios frente al mismo periodo del año pasado son muy buenos y ayudan a mejorar los márgenes que en los últimos años habían sido muy malos en toda la agricultura”.

De todas maneras, no todos los productores van a poder colocar los granos de la zafra 2015/16 a estos nuevos precios, pero Foderé señaló que aunque los números no están definidos cree que un 50% de los chacreros han vendido su cosecha en el orden de los US$ 310 por tonelada y el saldo de la mercadería se ha podido vender en US$ 330, mientras que hoy se está colocando a US$ 390 la tonelada en Nueva Palmira. “Podría decir que el otro 50% cerró sus ventas a un promedio de los US$ 360 por tonelada”.

Con la finalización de cosecha el “productor está propenso a vender y creo que el promedio de la cosecha en Uruguay se va a colocar cerca de los US$ 350 por tonelada dependiendo de algunas variables”, remarcó Foderé.

Por último, el principal de Fadisol explicó que este aumento en los valores de la soja va a frenar la tendencia de menor siembra en campos no directamente agrícolas, porque una buena relación de costos permite que la agricultura vuelva a aparecer. “Seguramente se amplía la zona agrícola y se generan expectativas en cuanto a lo productivo”.

“Estos años han dejado un claro mensaje de que los productos se van a focalizar en zonas más estables en cuanto a rendimiento y producción que son las zonas más agrícolas y eso se aprecia, pero no si hay una buena adecuación de costos se va a sembrar en muchas zonas del país con este nivel de precios”, cerró.   

Escuche a Ignacio Foderé:

Rurales EL PAIS