Agricultura

El Mercado de granos de Chicago “voló” este lunes al ritmo de carnaval

Voló Chicago este lunes, tras confirmarse lluvias irregulares, en la zona núcleo agrícola de Argentina y Uruguay, durante el fin de semana. Esto activó la compra de futuros en todos los granos, los que mostraron una volatilidad muy marcada durante todo el día.

 

En los demás mercados financieros, el dólar más débil dio pie para el avance de todos los activos, tanto índices bursátiles, como crudo y derivados, oro y demás metales, así como commodities agrícolas. Este lunes, el presidente de EEUU, Donald Trump, dio a conocer el presupuesto para 2019, el que incluye 200 mil millones de dólares para mejoras en obras de infraestructura del país. Esto disparó los ánimos de los inversores, los que se volcaron en masa a comprar commodities, ya sea para construcción , como debido a las condiciones climáticas en EEUU y en América del Sur.

 El maíz subió, alcanzando valores máximos en los últimos dos meses. La falta de agua en Argentina se reflejó en los precios de los granos estivales, de los que éste resulta el más afectado ante su mayor susceptibilidad a condiciones de sequía. Asimismo, el maíz recibió parte de la firmeza de la soja y el trigo. Los embarques de exportación semanal, quedaron en la parte baja del rango de expectativas, así como por debajo del volumen divulgado el lunes previo.

La soja saltó un 2% diario, con la mayor parte de los contratos ganando cerca de siete dólares por tonelada. Las lluvias caídas durante el fin de semana en Argentina (y Uruguay) fueron dispersas e irregulares, lo que llevó a los fondos a comprar contratos fuertemente, ante la expectativa de un deterioro en la calidad y volumen de la cosecha argentina. El impacto ya se mide sobre la harina de soja, de la que este país es el primer exportador mundial, por lo que los compradores preocupados, se dan vuelta y – esperando una fuerte caída en la producción del subproducto – van a abastecerse en EEUU, presionando sobre los precios. Así, los precios de la harina, llegaron a sus máximos desde 2016 cuando, precisamente, pasó algo parecido, sólo que fue por exceso de agua y no por su falta. Este lunes se informó sobre negocios puntuales de exportación hacia destinos sin detallar, mientras que se supo de la cancelación de algunos barcos desde EEUU, por parte de China. Los embarques semanales de exportación, superaron las expectativas más optimistas de los operadores.  

El trigo subió muy fuerte, siendo el que más lo hizo de los tres granos principales. Se mantienen las preocupaciones por el clima en las planicies trigueras, sobretodo de los compradores finales, los que se cubren comprando futuros, que alguien en algún momento les deberá entregar. En caso que los precios bajen, venderán los futuros previo a su vencimiento y compensarán esa pérdida en el mercado disponible, por menor valor del físico. Las inspecciones semanales de exportación se ubicaron en el rango alto de expectativas, agregando su cuota de firmeza a los valores diarios.

Informe Fimix Agrofinanzas.

Rurales EL PAIS