Zafra de toros

Los Hereford de Parietti vendidos a US$ 3.738 de promedio

En la propia cabaña “Ñu Porá” se vendió el 100% de la oferta en la pista.


Pablo D. Mestre.

Aunque el clima haga poner en dudas que estemos en primavera, hay cosas que siguen siendo características de la estación en la que se venden los toros.

Una de estas características de la zafra de reproductores del mes de septiembre es la venta de los Polled Hereford de la familia Parietti.

Y, contrariamente con lo que pasa con el clima, ayer en Paysandú no hubo dudas…

Con trámite firme, agilidad, mucha demanda y valores al alza, se dispersó el 100% de la oferta en una pista que sólo estuvo “pesada” por el barro.

A cargo de Indarte y Cía. y Escritorio Dutra, los 59 toros, incluyendo los de “Santa María de Arapey” de Alejandra Parietti, hicieron promedio de US$ 3.738, valor 26,5% superior al de hace un año.

La subasta comenzó a todo martillo, vendiéndose los distintos reproductores por encima a US$ 4.000, en negocios que se movían al ritmo de los martillazos que caían al igual que la lluvia que no afloja.

Los dos mayores destaques de la tarde fueron: US$ 6.000 por un toro de “Ñu Porá” (Víctor 719T), que adquirió cabaña “San Telmo” de Horacio y Diego de Brum. Pero el máximo del remate fue para un toro de “Santa María de Arapey” (Catapult), que Guillermo Facht, principal de estancia “Los Molles” compró en US$ 9.000.

Con ese marco, la cabaña “Ñu Porá” comercializó 40 toros PI entre US$ 6.000 y 2.400, con promedio de US$ 3.737; 6 toros PO entre US$ 3.000 y 2.640, con promedio de US$ 2.820. Los 46 toros de “Ñu Porá” promediaron US$ 3.617.

De “Santa María de Arapey” se vendieron 13 toros entre US$ 9.000 y 2.760, con promedio de US$ 4.260.

Tras los toros, “Ñu Porá” comercializó 50 novillos pesando 340 kilos, que se pagaron al kilo en US$ 2,39.

Finalizada la subasta, el Ing. Agr. Carlos Parietti Henderson mostró su conformidad. “Se lograron valores muy buenos y vendiéndose todos los toros”, analizó el principal de Ñu Porá. Por otra parte dijo que finalmente el tiempo no complicó y la gente acompañó como todos los remates, “incluso hasta me pareció que había más gente que con un día lindo”, sostuvo.

Los Ing. Agr. Gonzalo y Fernando Indarte Gianoni dijeron de su plena conformidad con el resultado logrado. “Estuvo hasta mejor de lo esperado”, aseguraron, ponderando que “se vendió todo y con un valor promedio superior en torno al 30% respecto al logrado el año pasado”.

En tanto Alejandro Dutra Lanza analizó que el remate tuvo dos partes. “Al principio con un mercado selectivo y luego más dinámico”, pero destacó que “se logró finalmente dispersar el 100% de la oferta”.

Por eso, se podrá dudar que estemos en primavera… pero no de la demanda de los Polled Hereford de los Parietti…