Zafra de toros

Espectacular remate de cabaña “Bayucuá”: los 70 toros Angus a US$ 5.023

Los 38 toros PI hicieron promedio de US$ 5.788. Además, 20 vientres PI a US$ 4.014 de promedio. En Salto, remataron Correa & San Román y Zambrano & Cía.

 

Pablo D. Mestre

En un año de elecciones, el mercado volvió a elegir la genética seleccionada hace más de un siglo por la familia Mattos y transformó el remate de “Bayucuá” en un mojón de esos que marcan las zafras.

Es que, en prácticamente 70 martillazos se vendieron los 70 toros a un valor promedio de US$ 5.034.

Sí, leyó bien…

Está bien escrito.

Con destaque para los 38 toros de pedigree que hicieron un valor promedio en US$ 5.788, lo que da razón a quienes hablan que es un remate de cabaña para cabañas…

Porque además de los toros, también se vendieron por ejemplo 20 vientres PI a US$ 4.014 de promedio.

Por eso lo de la elección…

En Salto, bajo los martillos de Martín San Román y Gerardo Zambrano se dispersó toda la oferta con suma agilidad.

Entre los destaques, hay que mencionar los 4 toros Planteleros con un máximo de US$ 10.800 pagados por “Caradura” (Cachafaz en Teté), adquirido por Alitur. El promedio de estos 4 toros fue US$ 9.570.

Luego se vendieron 7 toros PI2 años destacados a US$ 7.526 de promedio, 23 toros PI de 3 años a US$ 4.789 de promedio y 4 toros PI 2 años a un valor medio de 4.830.

Y, como si fuera poco, 9 toros PC 3 años a US$ 4.453 y 23 toros SA 3 años a US$ 3.981.

O sea, parejito de principio a fin, sea PI, PC o SA…

Pero también la venta de vientres fue destacada.

Empezó con 4 planteleras a un valor promedio de US$ 8.712. El máximo fue US$ 16.800 (8.400 el 50%) por “Ligia” (que los Mattos consideran la heredera de Tana), adquirida por Pilar Abu Arab. Los 20 vientres PI hicieron US$ 4.014.

Además, 8 vacas PC a US$ 1.875 y 87 vacas SA a US$ 1.378, lo que hace que los 115 vientres promediaron US$ 1.871.

Por eso, Gerardo Zambrano reiteró que “es un remate de cabaña para cabañas, con 113 años de historia en una raza que no para de crecer”. Y aseguró que “será uno de los remates destacados, sino el más, de la actual zafra”.

Por eso, Martín San Román destacó “el trabajo de toda la familia Mattos en torno a una genética Angus de raza”. Y ponderó “la presencia de compradores de todo el país”.

Por eso, en un año de elecciones, el mercado volvió a elegir la genética de Bayucuá.