Publicidad

Mejor ánimo en China, pero el stock cárnico sigue jugando su papel

Se espera una suba de precios para 2024, pero será de forma gradual

China International Import Expo 2023
Inac

El pasado miércoles culminó la China International Import Expo, donde “se puede ver un ambiente un poquito más animado de lo que fue nuestra última visita en mayo, se ven ganas de intentar comenzar con compras pero con precios por debajo de lo que se busca”, comentó Daniel Castiglioni, director de Casti Trading.

Entrevistado en Valor Agregado de radio Carve, el broker sostuvo que a pesar de que existe un mejor ánimo, aún los importadores tienen grandes stocks, que no se han podido sanear. Por su parte la economía va saliendo de lo que fue el golpe por Covid, pero aún no se llega a niveles pre pandemia.

Consultado sobre las perspectivas de precios, Castiglioni indicó que “vamos a tener 3 o 4 meses en lo que no va a pasar nada con los precios, nada de suba, creo que va a ser bastante estable”, posterior a ese tiempo, se espera un aumento de precios “pero más gradual y mucho más medido que otras veces, eso es lo que estamos previendo para el 2024”.

“No creemos que vaya a haber grandes subas de precios”, enfatizó el director de Casti Trading.

Sobre la postura del importador chino, Castiglioni comentó que “aprendió a comprar”, y luego de tener algunos golpes ya no asume tantos riesgos, y otro aspecto que va a ser importante, es que los importadores puedan salir de esta situación de la mejor manera posible, y en este sentido, “el 2024 va a ser un año para sanearse las empresas”.

Por otra parte se está dando una situación donde China cada vez tiene más proveedores, lo cual lo hace más difícil “pero tampoco hay que ser tan pesimistas con esto”.

El broker concluyó haciendo referencia a la situación para la carne ovina en China, donde “está siendo muy difícil la operativa con el ovino de América, debido a la gran producción y que el precio de Australia está muy barato, y envía precios muy por debajo de lo que podemos ofrecer”.

La financiación pasaría a estar íntegramente en las arcas del Instituto Nacional de Carnes

Publicidad

Publicidad