Rurales El Suplemento

Bajar impuestos, no a las ocupaciones y libre importación de combustibles

El presidente electo Luis Lacalle Pou, ratificó su compromiso de no bajar impuestos, especialmente los “impuestos ciegos” que tanto perjudican al sector agropecuario. Dijo que quiere ser socio del productor y para ello, les tiene que ir bien. También puso énfasis en que no se permitirán las ocupaciones a los lugares de trabajo. Además volvió a insistir sobre su posición de importar combustibles, fortaleciendo a Ancap para hacerla más competitiva.

 

Pablo D. Mestre, Martín Olaverry. 

– ¿No hay idea de aumentar impuestos?

– Aumentar no. Estoy aferrado, porque toda la campaña hablé de eso. Cuando hay 7 mil empresas rurales cerradas, 14 mil trabajadores rurales menos, cuando se ve el endeudamiento del sector, decís, ¿en serio aguanta más impuestos? Sobre todo, cuando ha crecido más el tipo de impuesto que no entra en la ecuación económica, el ciego. Hace poco lo hablamos con el equipo de agro, pasó del 37% al 64%, entonces el compromiso es desandar ese camino.

– ¿Se va a revisar el Impuesto al Patrimonio y Primaria?

– Quiero ser socio del productor, como también del industrial y el comerciante. Y para ser socio tiene que ganar plata, le tiene que ir bien, tiene que generar prosperidad al rededor, y ahí cobrar impuestos. Pero, en el agro, pensar que la tierra en sí mismo puede tener impuesto cuando no es un bien realizable o si se realiza cae la ecuación económica, porque cada vez se necesita más área, no se adecua al tipo de escala económica.

“Quiero ser socio del productor, del industrial, pero para eso les tiene que ir bien”

Luis Lacalle Pou, presidente electo, en entrevista con Rurales El País. Foto: Leonardo Mainé.

– En el agro y la agro industria, se han dado problemas sindicales ¿Cuál es su visión al respecto?

– Hemos sido muy claros. Tuvimos una reunión con el Pit Cnt hace poco tiempo, en campaña electoral estuve dos horas cuarenta con el equipo explicando qué pensamos. Si la gente mayoritariamente nos eligió para gobernar el país, es porque está de acuerdo con el programa, entonces hay que aplicarlo. Y lo dijimos siempre, la defensa a todo tipo de manifestación, todo tipo de huelga, pero la equidistancia del gobierno, no puede ser parcializado en la relación patrón – trabajador, que al fin y al cabo son los dos trabajadores. Porque quién se crió en el campo sabe que en el tubo están dando la toma codo a codo. Esa concepción que se trató de instalar en el campo que había una diferencia y enemistad porque existen algunos malos patrones, que son realmente la excepción, también generó un conflicto y daño en el ámbito rural. La equidistancia del gobierno, la imparcialidad del gobierno y en caso de duda uno falla a favor del más débil, y la parte más débil es el trabajador.

– ¿En los Consejos de Salarios?

– Los consejos de salarios los vamos a mantener, yo no participo de fijar solo el sueldo mínimo, creo que hay que hablar de las condiciones de trabajo, de hecho el Uruguay siempre lo hizo, siempre se habló y estuvo en la mesa. Ahora, lo que está claro en el país, por un lado, mantener el poder adquisitivo va de la mano hoy de mantener la fuente de trabajo. Y eso se lo dije a la central sindical, yo defender a los trabajadores, por supuesto, ahora, que haya más trabajadores. Porque sino, es defender cada vez menos gente. Y ahí hay una tensión entre el salario y los puestos de trabajo. Lo que hay que hacer es ponerle realidad a la cabeza. Cómo está esta empresa, cómo está el mercado internacional, sobre todo en agro, con respecto a tal rubro.

– La ocupación como extensión del derecho de huelga. ¿Cuál va a ser la posición?

– La que se dijo en campaña. La que se firmó en el compromiso por el país. La ocupación como tal no puede ser aceptada cuando se prohibe al propietario el ingreso, trabajar a los trabajadores que quieren hacerlo, cuando de alguna manera se retacea el derecho de propiedad. La ocupación como está entendida hoy en el gobierno no estamos de acuerdo y la vamos a derogar y eso va a ir en la ley de urgente consideración.

“Soy partidario de la libre importación de combustibles, junto con una mejora de Ancap”

– Respecto al atraso cambiario. ¿Cuál va a ser la política del Banco Central?

– Básicamente acompañar y acompasar el dólar en la región, pero no podemos permitir saltos. No podemos tener una devaluación brusca, porque dejamos el tendal, porque vamos a perjudicar a los propios uruguayos que vamos a defender. Volvamos al campo, en los números macros, nos sirve un dólar que cueste más pesos, pero el trabajador rural cuando está endeudado con la motito, con el microondas, gana en pesos y paga en dólares, lo mismo el productor. Entonces, acompañar y acompasar sí, la autoridad monetaria debe tener el equilibrio para dejar que el dólar de alguna manera esté a un precio más razonable y más competitivo pero que no pegue los saltos. Pero insisto, no pensemos sólo en el precio del dólar. Si no mejoramos la situación fiscal, que esa es nuestra, es uruguaya, no vamos a poder acompasar la relación con el dólar que no es nuestra. Nos vamos a ocupar al 100% en lo que es nuestro, y después del dólar.

Luis Lacalle Pou, presidente electo, en entrevista con Rurales El País. Foto: Leonardo Mainé.

– ¿Cuál será la política respecto a los combustibles?

– Notoriamente tenemos un desfasaje muy grande en el precio de los combustibles, y allí tenemos que incidir fuertemente. Luis Lacalle Pou es partidario de la libre importación de combustibles, es más, un senador de nuestro sector (Sebastián) Da Silva presentó un proyecto de Ley que acompañamos y lo pusimos en el programa de gobierno. He sentido críticas atendibles, no compartidas, que hablan que Ancap vendería mucho más, bueno, vamos a no tener miedo a la competencia si estamos tan seguros. Porque la libre importación de combustibles venía acompañada, no de una desprotección a Ancap, sino de una mejora. Acá no se trata de ir contra de Ancap, sino a favor del consumidor final de combustibles, tenemos que cambiar el chip. El Uruguay vive para la empresa pública o la empresa pública sirve al Uruguay, bueno, obviamente lo segundo. Tenemos que hacer empresas públicas más eficientes. Y no soy partidario de los monopolios. Entonces, la libre importación de combustibles no la abandoné, obviamente debemos tener el respaldo político del resto de los socios de la coalición. Aquí hay una valoración política jurídica, se puede hacer por decreto. Ahora, para tomar este tipo de medidas debe haber una ley separada de la de urgente consideración, pero tiene que haber una espalda política para sostener la medida.

– ¿Qué idea tiene sobre el subsidio al boleto urbano que integra el costo?

-Si bajas el combustible tiene que bajar el subsidio. Ahí tenemos un famoso tema que es la paramétrica, un concepto que todos usamos pero es muy difícil de terminar de individualizar cuáles son los elementos. Se tomó la decisión hace mucho tiempo, le cuesta muchísimo dinero al país, tiene un viso de injusticia para parte del país. Tenemos que actuar sobre el mismo para que el boleto no aumente, porque hoy no debería aumentar más. Y al mismo tiempo lograr precios más baratos en términos de combustibles, creo que esa es la línea. Decir de un día para el otro que vamos a suprimir el subsidio no lo puedo hacer, me gustaría decirlo y decir al mismo tiempo que no va a subir el boleto. Pero hoy es muy difícil.