Remates

En Plazarural se vendió el 84,7% de lo ofertado

Dispersión de 8.964 vacunos con mercado variable según las categorías.

 

Alcanzando la dispersión de 8.964 vacunos, el consorcio de firmas rematadoras que integran Plazarural concretó ayer su 198º remate por pantalla.

Desde las instalaciones del Hotel Cottage, con transmisión en vivo por TV, web y aplicaciones móviles, se realizó la subasta que como siempre contó con la administración del Banco de la República.

“En un momento de bastante incertidumbre, Plazarural tuvo un porcentaje de ventas muy importante”, analizó Alejandro Zambrano Zerbino.

Según el presidente del consorcio, la jornada se desarrolló “en un mercado que mostró las dificultades que hay”, y analizó que en ciertas categorías, como los terneros enteros pesados, “aunque siempre se presentaron ofertas, quedaron lotes sin vender, en muchos casos debido a pretensiones mayores que tenían los vendedores”.

Salvado lo trabajoso de los terneros pesados, “los livianos se vendieron fluidamente”, Zambrano consideró que el resto del remate se hizo “con una tónica entre corriente y muy firme, destacando una vez más la categoría de vacas de invernada y sobre todo las vacas preñadas que alcanzaron una colocación casi total, siendo 1.100 vacas a un valor promedio de US$ 580”.

En resumen, aseguró Zambrano “fue un remate en que si bien hubo una corrección en casi todas las categorías, se cumplió con el objetivo que una vez más en Plazarural, oferta y demanda se encontraron e hicieron mercado”.

Por su parte, el Ing. Agr. Fernando Indarte Gianoni manifestó que si bien la colocación final fue parcial, “hay que ver que todos los lotes de terneros tuvieron oferta y en alguno de ellos los dueños tenían pretensiones”. El director de Indarte & Cía., dijo que entre éstos estaban lotes numerosos “que pesaron mucho en el porcentaje de ventas pues quedaron sin venderse”. Justificó ello porque “eran ganados buenos, con mucho desarrollo, y como estamos a las puertas de la primavera sus propietarios no quisieron acomodarse al nuevo mercado”.

El resto categorías, dijo Indarte, “fue un remate muy bueno”. Mencionó que “en 10 de las 14 categorías se dispersó el 100% de lo ofertado”.

El máximo fue US$ 2,65/kg. por un lote de terneros de Hugo Cáceres, vendido por Romualdo Rodríguez y adquirido por Sergio Gelos.

Rurales EL PAIS