Región

Cepo a la carne argentina: las opciones para continuar la protesta

Cumplidos cinco días corridos del cese de comercialización de hacienda, en la agrupación no hay consenso para sumar granos a la medida de fuerza pero sí se habla sobre cómo extender la misma

Jorge Chemes (CRA), Daniel Pelegrina (FAA), Carlos Iannizzotto (Coninagro) y Carlos Achetoni (FAA). El campo evalúa cómo seguir la medida de fuerza. Foto La Nación

LA NACIÓN (GDA) | Cumplidos cinco días corridos del cese de comercialización de hacienda en contra del cierre para exportar carne vacuna, la Mesa de Enlace ya tiene en análisis cómo continuar la medida de fuerza más allá del próximo viernes, el día de su finalización. Una opción es extender el paro. Otra alternativa, aunque sin definición todavía, es que la protesta sea intermitente. Es decir, que haya un levantamiento para que se pueda vender algo y luego volver a frenar toda la actividad.

Por otra parte, hoy hubo un nuevo contacto de la industria frigorífica exportadora con el área de la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. El viernes pasado, según trascendió el gobierno pidió mayor volumen de carne a precios accesibles. Entre otros productos, asado, vacío, matambre y cuadrada están en el foco de las autoridades. Los empresarios de la carne están aguardando respuestas a una serie de alternativas que presentaron.

En la tarde de este lunes, luego de una reunión interna en la agrupación que integran la Sociedad Rural Argentina (SRA), Federación Agraria (FAA), Coninagro y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), no se llegó a un consenso para que se sume un paro de granos al cese de comercialización de hacienda.

“No hay ningún cambio, no hay consenso para llevarlo adelante (al cese de comercialización de granos)”, apuntó una fuente de la Mesa de Enlace. Quienes querían sumar granos consideraban que había que responder al pedido de cientos de productores que reclaman mayor dureza en la protesta contra el Gobierno. En cambio, quienes no estaban de acuerdo con esa alternativa insisten que, al ser una medida por la carne y no los granos, la protesta se debía atener a esa situación y continuar así solo con el cese de comercialización de hacienda.

En la Mesa de Enlace, donde insisten que no tienen negociaciones con el gobierno y que no avalarán ningún acuerdo de la industria con el gobierno que implique una rebaja de los precios del ganado, tienen en claro que la única salida del conflicto es que el gobierno levante sin condiciones el cepo para exportar.

En este contexto, de cara a la finalización de la medida de fuerza el próximo viernes, en la agrupación ruralista están evaluando cómo seguir. Los dirigentes escuchan desde posturas de extender tal cual la protesta hasta a hacer algo más intermitente que les permita a los productores tener una ventana de ventas.

“Sería un abrir y volver a cerrar. Se está evaluando; esto sería para no agotar a los productores”, señaló una fuente del ruralismo.

La Mesa de Enlace tuvo un encuentro con consignatarios y el Mercado de Hacienda de Liniers. La plaza concentradora, por donde pasa más del 10% de la hacienda que va a faena, fue criticada la semana pasada por el presidente Alberto Fernández.

“No es posible que en el Mercado de Liniers se venda carne para exportaciones porque tergiversa todos los precios del mercado interno”, sostuvo el Presidente en diálogo con Radio 10 sobre el Mercado de Hacienda de Liniers.

En la reunión, la Mesa de Enlace, los consignatarios y el Mercado de Liniers mostraron sintonía. “Estamos de acuerdo en que se debe levantar el cierre de exportaciones y no tocar el Mercado de Hacienda de Liniers”, agregó una fuente que participó de la reunión.

En el encuentro se destacó también que el Gobierno no está hablando del tema de la carne con actores clave del sector, como los mismos ruralistas y el Mercado de Liniers.

“No estamos representados en ninguna negociación y no vamos a avalar nada en contra de los intereses del sector primario”, dijo Horacio Salaverri, presidente de Carbap, adherida a CRA.

Para Salaverri, el Gobierno tendría que escuchar a los productores, que hoy no están en ninguna negociación.

El dirigente dijo que el Gobierno ya recauda unos 220 a 230 millones de dólares por retenciones a la carne. Ante este dato, otro dirigente sugirió que el Gobierno ya tiene esos recursos para volcar a la carne si quiere ayudar con el precio.

En tanto, la industria exportadora está en contacto permanente con el Gobierno. Ese fue el foco de una reunión virtual hoy con el área de Español. La industria presentó propuestas tras el pedido de más carne accesible. Según trascendió, están a la espera de una respuesta del gobierno.