Publicidad

Brasil espera la apertura de Japón para carne bovina

Discusión técnica entre ambos países todavía continúa

cortes brasil.jpg

El gobierno brasileño sigue esperando que otros países liberen envíos, como Japón, Corea del Sur y la propia Indonesia, mercados que pagan muy bien por la proteína de origen animal.

Un mercado al que los exportadores brasileños de carne han estado apuntando durante mucho tiempo, Japón dijo que actualmente está “trabajando con los técnicos responsables de las cuarentenas en Brasil y el país asiático en el proceso de liberación de las importaciones de carne brasileña”.

La respuesta la dio a Broadcast Agro la Embajada de Japón en Brasil, cuando le preguntaron sobre los trámites para que la carne fresca de aquí pueda pasar por territorio japonés. También según la embajada, la autorización para que Brasil tenga despachos de la proteína para allá está siendo discutida técnicamente entre las naciones, “basada en ciencia y tecnología”.

Consultado el Ministerio de Agricultura de Brasil confirmó, en una nota telegráfica, que mantiene contacto con el área sanitaria del país asiático, “con miras a viabilizar esta exportación en un futuro próximo”. La posibilidad de que Japón libere su mercado a Brasil ha vuelto a estar en el radar en los últimos días, con focos de fiebre aftosa detectados en Indonesia -a sólo 100 kilómetros de Australia-, que es proveedor de carne bovina del país asiático y competidor de Brasil en el mercado mundial de carne vacuna. Si el virus que infecta al ganado cruza las fronteras australianas, existe el riesgo de que varios países, incluido Japón, suspendan, al menos temporalmente, la importación.

Brasil, líder y competidor de Australia en el mercado mundial de carne bovina, no exporta proteína roja a Japón precisamente porque el 100% de su territorio aún no cuenta con el estatus de “libre de fiebre aftosa, sin vacunación”, aprobado por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Este sello, según el ministro de Agricultura, Marcos Montes, solo debe ser ganado por el país en 2026. Los japoneses solo compran carne de países que no solo no tienen la enfermedad, sino que ya no vacunan a sus rebaños, como es el caso de Australia.

Desde que Brasil conquistó el mercado de Estados Unidos para la carne vacuna fresca, en febrero de 2020, los mataderos y el gobierno brasileño continúan esperando que otros países liberen envíos.

Sin embargo, hasta el momento, la situación sigue en negociación, según revelaron la embajada de Japón y el Ministerio de Agricultura de Brasil, admitió la publicación de BeefPoint.com.

Este domingo se realizarán las elecciones presidenciales en Brasil y los principales candidatos coinciden en “modernizar” el sector
Tanto en volumen como en valor y en referencia a agosto de 2021
La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) recortó las proyecciones de cosecha de trigo en 1,2 millones de toneladas respecto de las proyecciones del mes pasado por la falta de lluvias
El candidato presidencial Luiz Inácio Lula da Silva sugirió reducir las exportaciones de carne vacuna brasileña para forzar una reducción en los precios de los alimentos en Brasil
A cargo del Ministerio de Ganadería, el INTA y el SENASA
Pese a la reducción, la cifra es la más alta de los últimos 27 años
Quedaron acordados los requisitos para la exportación de carne, menudencias y productos procesados y transformados porcinos desde la República Argentina hacia Singapur
Volumen exportado creció 11,8% frente a agosto del año pasado, según datos oficiales
De esa forma, se flexibiliza en parte el cepo del gobierno argentino a la exportación de carne
Por la baja en el precio del ganado gordo, la suba de la invernada y los altos niveles de inflación
En los 10 primeros días hábiles de agosto Brasil continúa exportando abultados volúmenes de carne vacuna con un valor medio en baja
La Asociación Paraguaya de Criadores de Texel (APCT) procedió al lanzamiento de un proyecto inédito para el sector ovino, que se denomina Carne Texel

Publicidad

Publicidad