Publicidad

BCBA recorta la estimación de producción de maíz en Argentina en 54 millones de toneladas

El recorte en la estimación fue de 2,5 millones de toneladas

Maíz
CUS

La supuesta “súper cosecha” que iba a obtener el campo en la presente campaña agrícola ya quedó casi en el olvido, debido a una mala jugada del clima y a las enfermedades que azotan los cultivos. La producción histórica de maíz que se esperaba quedó totalmente descartada con un nuevo fuerte recorte en el volumen estimado, al cual acompañó un imprevisto ajuste negativo en el girasol.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) recortó la proyección de producción del cereal amarillo en 2,5 millones de toneladas hasta las 54 millones, para pasar a ser una cosecha más “terrenal”, más allá que de concretarse esa proyección, el volumen obtenido tendría un salto del 60% respecto a la campaña anterior, aportando unas 20 millones de toneladas.

La ola de calor que afectó a gran parte del área agrícola durante finales de enero y principios de febrero fue una de las principales responsables de esta nueva merma en las previsiones golpeando de lleno a los rendimientos potenciales del maíz, a lo que se sumó el avance de la enfermedad spiroplasma sobre la zona agrícola central, debido a la plaga de chicharrita que afecta a la zona.

“En ese sentido, los principales recortes en la proyección de producción se ubican en el centro-norte de Santa Fe y en la provincia de Entre Ríos explicados por la alta severidad de la enfermedad mencionada y en el centro-oeste de Buenos Aires y norte de La Pampa producto del estrés termo-hídrico sufrido durante el mes de febrero”, puntualizó la entidad bursátil.

Además, producto del fuerte temporal que afectó a gran parte de la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, prácticamente paralizó el avance de la cosecha, pudiendo avanzar solamente a nivel nacional 0,5 puntos porcentuales hasta cubrir el 3,7% de la superficie total implantada con el cereal y quedando todavía pendiente el análisis de los efectos adversos sobre el cultivo y su posible impacto en la producción.

El otro grano afectado por la ola de calor y las enfermedades fue el girasol, que hasta el momento parecía esquivarles a los recortes. Así, la entidad bursátil porteña ajustó la estimación de producción en 200.000 toneladas respecto a la semana anterior hasta las 3,6 millones de toneladas para la presente campaña, quedando un millón de toneladas por debajo de lo obtenido en el ciclo pasado.

Extraído de: Valor Agrícola Uruguay

La Organización Mundial de Sanidad Animal ha emitido una alerta tras detectar nuevos focos de peste porcina africana en Brasil

Publicidad

Publicidad