Plazarural

En Plazarural se vendieron 5.469 terneros, el 63,4% de la oferta

Este jueves, desde las 9, se ofrecerá la escalera de novillos y vaquillonas solteras.

 

En la jornada de ayer se cumplió con la primera de las cuatro jornadas previstas para el remate 226° de Plazarural, nuevamente con negocios en forma 100% virtual.

En este primer día, se vendieron los terneros, dispersándose el 63,4% de lo ofertado.

“Se dio un mercado muy selectivo, los ganados buenos se vendían, especialmente los livianos que se vendieron prácticamente todos”, analizó Ignacio Arámburu.

El principal de la firma del mismo nombre mencionó que “hay que ver que había muchos lotes de terneros pesados y ahí estuvo la dificultad de colocación”.

Analizando el mercado, tanto los 432 de menos de 140 kg, como los 1.378 de hasta 180 kilos (que incluía 115 con sello Angus), tuvieron dispersión total. “Los livianos se pagaron a razón de US$ 2,30 por kilo, y los de hasta 180 a US$ 2,12, (siendo el promedio de los Angus de US$ 2,30)”.

Luego, ya los más pesados, “ya casi de año o más, con unos cuantos lotes grandes de volumen, no se encontraron demanda y oferta, muchas veces por pretensiones de los dueños”, dijo Aramburu. Mencionó que “quedaron algunos con oferta no aceptada”.

Esto porque no hubo tantas Preofertas como sucede en otros remates. Según Arámburu, “se sabía que se iba a ajustar los promedios con las terneradas más pesadas”, y mencionó que “en las bajas, a veces el productor no se acostumbra al mercado y pone alguna pretensión pensando en otros remates anteriores”.

Eso, más el tema clima que incide y el valor del gordo, hizo que se vendiera el 65% de la ternerada ofertada, en negocios exclusivamente entre invernadores, ya que la exportación no compró, pues había incluso muy pocos ganados enteros.

Para jueves.
Desde la hora 9, se ofrecerán: 2.467 novillos de 1 a 2 años, 1.419 novillos de 2 a 3 años, 78 novillos de más de 3 años, 207 Holando, 3.001 vaquillonas de 1 a 2 años y 267 vaquillonas de más de 2 años. Desde el Cottage, pero en forma 100% virtual, sin público.