Números con letras

Nuevas subas en granos y ganado

Más faena con precios firmes: el escenario en el sector ganadero es muy bueno y recorre toda la cadena cárnica. Los precios de exportación siguen firmes y hace varias semanas que el promedio se ubica por arriba de los 4.000 U$S/ton peso canal.

Esto permite a la industria frigorífica pagar en el eje de 4 U$S/kg para casi todos los lotes de novillos, llegando los mejores cerca de 4,10 U$S/kg a la carne. Las vacas se comercializan en un rango de 3,80 a 3,90 U$S/kg y las vaquillonas están en el eje de 3,95 U$S/kg.

Es probable que la faena baje en las próximas semanas, pero la capacidad de producción de carne sigue firme y con potencial de crecer.

Los resultados del Taller de preñez de INIA muestran un avance en el desempeño reproductivo este año, con un porcentaje de preñez promedio de 76,4%, 1,5 puntos por encima del año anterior.

Varios técnicos veterinarios temían un retroceso por el efecto de la sequía, algo que felizmente no ocurrió, al menos en forma generalizada. Es uno de los síntomas del avance ganadero: la tecnología reproductiva se ha incorporado con amplitud, y ya no hay años de derrumbe en las preñeces que promuevan aquellos históricos ciclo ganaderos.

Claro que todo tiene su costo y sostener las preñeces en la adversidad climática exige más gastos.

Granos. Esta semana se dio una fuerte recuperación de los precios a nivel internacional. Las áreas de maíz y soja en Estados Unidos no variaron sustancialmente respecto a las proyecciones, al tiempo que los stocks estimados para el cierre de esta nueva zafra son menores a lo pensado. Así, hubo avances semanales significativos en el precio de todos los granos en Chicago, especialmente en soja y maíz (cuadro).

Esto afirmó los precios a nivel local, con el retorno de la soja disponible a los 500 U$S/ton, mientras la soja de la próxima cosecha se paga en torno a 470 U$S/ton.

Tal como se ve en la gráfica adjunta, se trata de los mayores valores en muchos años. También avanzó el trigo de la futura cosecha a unos 220 U$S/ton puesta en Nueva Palmira.

Los arroceros fijaron el precio provisorio de esta zafra en 12,30 US$/bolsa, más de un dólar por encima del precio definitivo de la zafra anterior. El valor refleja el buen momento del mercado arrocero, con varios negocios de exportación importantes concretados en las últimas semanas.