Números con letras

Estabilidad y firmeza en el mercado

El mercado de ganado para faena está mostrando síntomas de mayor estabilidad, con referencias que se mueven poco respecto de las semanas previas.

El mercado de ganado para faena está mostrando síntomas de mayor estabilidad, con referencias que se mueven poco respecto de las semanas previas. Los novillos se transan entre 3,50 y 3,55 U$S/kg, las vaquillonas en un mínimo de 3,40 U$S/kg, con varios negocios que se hacen arriba de esta referencia y en ciertos casos acercándose al novillo. Las vacas -categoría que se coloca mayoritariamente en China- se pagan 3,30 U$S/kg, con algunos centavos más para lotes destacados.

En la medida que no están activas las cuadrillas Kosher y Europa sigue con vaivenes por el coronavirus, los negocios de novillos se acotan, mientras las vaquillonas encuentran colocación más fluida en el mercado interno.

Las lluvias han apuntalado los precios, tanto en el ganado para faena como en la reposición. Sin embargo, los casos de coronavirus en la industria le ponen una cuota de incertidumbre al funcionamiento de las plantas, en una circunstancia inédita y de preocupación.

En el mercado de reposición los remates por pantalla de esta semana confirmaron la firmeza en los precios, con los terneros de más de 140 kg promediando casi 2,50 U$S/kg, un nuevo avance respecto a los remates previos.

Granos. Los granos, con su volatilidad habitual, se han sostenido en buenos valores, cercanos a los máximos de los últimos 7 años. El reporte de Oferta y Demanda global del USDA no validó expectativas de recortes de producción, por ejemplo en la soja argentina, mientras aumentó la producción proyectada en Brasil. Esto impidió que el precio de la soja a nivel local -ofrecido por los compradores en Palmira- se consolidara en los 500 U$S/ton, aunque los productores siguen aspirando a ese valor.

Lácteos. El precio de la leche en polvo entera en Nueva Zelanda se mantuvo respecto al remate anterior, ubicándose en 4.085 U$S/ton, muy buen precio que permite proyectar un buen escenario de mercado para este año. Las referencias de Nueva Zelanda (del Global Dairy Trade) reflejan mayormente la demanda china; otros importadores pueden tener una capacidad de compra menor y no ofrecer tan fácilmente los precios que paga China. En cualquier caso, el mercado global de lácteos se muestra firme, fundamentado en que los mayores productores-exportadores (EEUU, UE) basan su producción en granos, y éstos están muy valorizados, firmeza que se traslada a los derivados de la leche.