Números con letras

Cadena: eslabón por eslabón…

Novillos

El eslabón más debilitado de la cadena cárnica hoy parecería ser el industrial, aunque cueste creerlo después de décadas de retórica contra los frigoríficos. La industria acumula ya varios ejercicios en rojo y está en una situación difícil. Las empresas globales brasileñas tienen más capacidad de sobrellevar la circunstancia, las locales o internacionales con una sola planta, enfrentan más dificultades. Las causas son los costos excesivos de faena y una competencia internacional dura, en especial por parte de los vecinos, que cuentan con ganados más baratos y costos de faena notoriamente inferiores. La caída del negocio del cuero tampoco ayuda a la industria local.

Aun así, los precios de la cadena cárnica se han movido con bastante coherencia en el último año. Medidos en dólares, han caído entre 5 y 10% respecto a un año atrás, tanto sea en el campo, como en la faena y la exportación; el precio de la vaca tuvo una caída más fuerte. Los precios al consumo han caído menos, seguramente por los costos de la distribución minorista y otros factores (y a pesar de la voluminosa importación de carne, más barata).

En las últimas semanas los precios del ganado bajaron, mientras en la exportación se sostienen negocios atractivos, por lo que la posición industrial ha mejorado. Pero las lluvias de las últimas horas -muy esperadas- van a fortalecer la posición de los ganaderos. Que la base ganadera esté firme es clave para toda la cadena, pero preocupa el eslabón industrial. Lo alentador es que la demanda externa luce firme y el stock comienza a recuperarse; aumentar la escala de las faenas es clave para recuperar la rentabilidad.

Ganado: precios bajo lluvia. Las precipitaciones de las últimas horas mejorarán la posición comercial de los ganaderos, que habían visto los precios frenarse y ceder un poco en las semanas previas. Antes de las lluvias, el precio de referencia se ubicaban entre 3,30 y 3,35 U$S/kg para el novillo, con presión a la baja por parte de compradores.

En el mercado de granos hubo correcciones a la baja a nivel internacional, aunque no revierten los avances de las semanas previas. La soja de la próxima cosecha en Nueva Palmira, cotiza entre 350 y 355 U$S/ton, cediendo unos US$ 5 respecto a la semana anterior pero aún US$ 30 arriba de su valor de hace 2 meses.