Números con letras

Ajusta el ganado, granos firmes

El mercado de ganado para faena muestra mayor oferta; demanda por arrendamientos

La reposición en los remates por pantalla mostró un ajuste a la baja, a pesar de las lluvias recientes que aliviaron la situación forrajera. El previsible aumento en la oferta y el moderado ajuste en el mercado del gordo son parte de la explicación; hay que considerar que los valores previos eran realmente muy fuertes, de manera que el descenso no sorprende. En el caso del ternero, la falta de negocios importantes de exportación en pie tiende a moderar las referencias de los valores. El precio de los terneros de las últimas pantallas (2,02 a 2,05 U$S/kg) está casi 20% por debajo de lo que se registraba a esta misma altura del año pasado.

El mercado de ganado para faena muestra mayor oferta (la faena fue de casi 37.000 cabezas la última semana) y los precios ajustan a la baja, en forma paulatina y sin cambios bruscos, luego de las esperadas lluvias. Los 3.30 U$S/kg a la carne se presentan hoy como un máximo, mientras las vacas, con negocios fluidos, cotizan entre 3,05 y 3,10 U$S/kg. Las referencias para vaquillonas se ubican en torno a 3,15 U$S/kg.

Al mismo tiempo, se asiste a una buena demanda por arrendamientos de campo y la mejora en el precio de los granos tiene eco en el mercado ganadero, con la posibilidad de que la soja vuelva a impulsar la demanda sobre campos que -en los últimos años- habían vuelto a invernada y ganadería intensiva. Es un cambio que hay que atender, pues puede poner presión sobre los márgenes del negocio ganadero.

GRANOS. El mercado internacional tuvo un nuevo impulso por la caída en los stocks en los EEUU, que motivaron fuertes subas a mediados de la semana. Las subas se sostuvieron y el mercado de Chicago cerró con avances semanales de entre 3 y 8% (cuadro). La firmeza externa se tradujo en aumentos a nivel local, con los compradores ofreciendo 370 U$S/ton disponible en Nueva Palmira. Para la próxima cosecha, se ofrecen 360 U$S/ton, según la información de la CMPP. Estos valores están 40 U$S/ton arriba de su nivel del año pasado (un aumento de 12%), a lo que hay que agregar que la cotización del dólar este año está casi 7-9% arriba en términos reales (descontada la inflación).

NOVILLO TIPO. El INAC actualizó el indicador del Novillo Tipo, que cuantifica el ingreso por cabeza de los negocios de la industria frigorífica, tanto para el mercado local como para la exportación. Cuando se le resta el costo de la hacienda se obtiene el margen industrial, que se ha reducido en los últimos meses en forma significativa (gráfica). Si a eso se suma una menor faena, se explica el mal momento de la fase industrial. Bajo margen pero con alto volumen puede ser una situación sustentable, lo mismo a la inversa. Pero baja faena con bajo margen, no. El repunte esperado de la actividad en las próximas semanas es buena noticia para los frigoríficos.