Advertisement

USDA prevé que en 2022 baje la producción de carne de cerdo en China por enfermedades animales y vuelva a crecer el ritmo de importaciones

Se prevé una desaceleración de las importaciones de carne de vacuno para 2022

[caption id="attachment_52795" align="aligncenter" width="570"]

ebcfcqjxsaqgusi.jpg

Carnicería en China.[/caption]

En el último de los informes del USDA sobre la evolución de la producción de carne de cerdo y carne vacuna en China, en el caso del porcino se estima que la producción ganadera de China disminuirá en un 5% debido al retraso en la repoblación de las granjas en 2021, menores inventarios de lechones y menores márgenes de beneficio para los ganaderos. En 2022, se espera que el sistema de precios de la carne de cerdo instituido por las Comisiones Nacionales de Desarrollo y Reforma (NDRC) limite los precios de la carne de cerdo y desincentive a los nuevos participantes en el mercado.

La NDRC y Ministerio de Agricultura señalaron al mercado que las fluctuaciones excesivas del precio de la carne de cerdo serán controladas por los organismos reguladores y de planificación de China. Por ello, las grandes firmas ganaderas moderarían sus expectativas de beneficios y la oferta de lechones y cerdas responderá de forma paulatina a los cambios de precios. En 2022, aumentará la participación de la producción porcina de las operaciones a gran escala. Estas operaciones pueden gestionar mejor las fluctuaciones en los costos de alimentación y deben continuar recuperando las inversiones realizadas en 2020 y 2021.

En cuanto a la producción de esta carne, la reducción del censo porcino y unas menores ganancias llevarán a limitar la producción porcina y disuadirán a los nuevos productores de carne de cerdo de ingresar al mercado. Las cifras para 2022 apunta a una reducción del 14,4% rondando los 41,5 millones de t frente a los 48 millones de t previstos para este año 2021.

Respecto al consumo, el USDA estima que bajará ante una menor oferta y los cambios en los hábitos de los consumidores hacia otras carnes coo la de aves o proteínas alternativas.. Por ejemplo, las tendencias en una alimentación "más saludable" están impulsando el consumo de carne de cerdo a productos avícolas en las ciudades de primer nivel. Sin embargo, estas tendencias se encuentran en las etapas iniciales. La carne preferida de China sigue siendo la carne de cerdo. Aunque se pronostica que el consumo disminuirá en 2022, se ampliarán las oportunidades para ampliar el acceso a la carne de cerdo a través de varios puntos de venta minoristas y on line.

La demanda prevista para 2022 es de 46,5 millones de t frente a los 52 millones de 2021.

En este sentido, hay que destacar que las organizaciones gubernamentales como el Consejo de Estado, la NDRC, el MARA y las autoridades provinciales anunciaron oportunidades de financiamiento para la cadena de frío y la infraestructura de "última milla" para apoyar la expansión del comercio electrónico en general en las áreas rurales, buscando evitar la venta de la carne de cerdo sin condiciones de refrigeracion tal y como se da en muchos sitios. Las políticas destinadas a frenar la propagación de la peste porcina africana y otras enfermedades animales han proporcionado fondos adicionales para que las instalaciones de sacrificio se construyan más cerca de los centros de producción. Estas políticas fomentarán un cambio acelerado hacia la carne refrigerada.

Por otro lado, en 2022, se espera que la demanda de carne refrigerada refrigerada crezca a medida que el comercio electrónico se expanda en las ciudades de China y mejoren las redes de infraestructura (incluida la cadena de frío). Los consumidores buscarán productos de la categoría de carne a través de los canales de comercio electrónico como una alternativa a los mercados "húmedos", que se han vuelto menos comunes en los centros de las ciudades de China. En 2021, una plataforma de comercio electrónico vendió productos por cerca de 700 millones de dólares con productos refrigerados y garantizando la fecha de sacrificio del producto.

En cuanto a los derivados cárnicos, crecerá su demanda en 2022 después de que en 2021 la demanda de estos productos por parte de los consumidores creció después de las restricciones de COVID-19 a medida que aumentaba la oferta de alimentos. En 2022, la categoría de carne procesada, que representa aproximadamente el 20% del consumo total de carne, se expandirá a ciudades de segundo y tercer nivel a medida que las empresas busquen ingresar a nuevos mercados. Para cubrir esta demanda será muy importante la carne de cerdo importada, vital para su elaboración en muchos casos. Se pronostica que las importaciones de carne de cerdo alcanzarán los 5,1 millones de t en 2022 debido a la limitada oferta nacional de carne de cerdo. Los controles de precios internos de la carne de cerdo en China pueden reducir la ventaja de precios de los productos importados, pero la demanda de los consumidores impulsa las compras de productos porcinos importados. En 2022, los consumidores continuarán expandiendo el uso de plataformas de comercio electrónico para compras a domicilio. Los productos cárnicos importados utilizarán estos canales para expandir las ventas y aumentar la conciencia del consumidor sobre los productos de marca o especializados.

Y es que en 2022, el volumen de productos porcinos importados vendidos a través de plataformas de comercio electrónico aumentará a medida que este nuevo canal de distribución respalde el crecimiento y la diferenciación de productos para las importaciones. Los cortes importados más populares incluyen la papada, el jamón con hueso y los codillos, entre otros. El uso de carne de cerdo congelada importada en los sectores de servicios alimentarios y procesamiento de alimentos también aumentará debido a la limitada oferta nacional.

Por otro lado, en 2022, se espera que mejoren los problemas marítimos y portuarios internacionales causados ​​por la pandemia de COVID-19. En 2020 y 2021, la falta de espacio de carga en los buques y la escasez de contenedores refrigerados para productos refrigerados y congelados causaron interrupciones a gran escala en la cadena de suministro y aumentaron significativamente los costos. En 2022, los importadores de productos de la cadena de frío, especialmente productos cárnicos, pueden enfrentar mayores requisitos de inspección, desinfección y pruebas de COVID-19. Estos cambios requerirán que los importadores, los puertos y los funcionarios se adapten. Sin embargo, los ajustes a los cambios probablemente causarán costos adicionales y retrasos para los productos importados.

El informe del USDA también detalla el comportamiento de la carne de vacuno. Se pronostica que la producción de carne de vacuno alcanzará los 7 millones de toneladas en 2022 debido a una fuerte demanda y precios altos. Las estimaciones del gobierno chino es que para 2021 la producción de esta carne crezca entre un 1,8 y un 4,5%. Es poco probable que la eficiencia de la producción de carne de vacuno mejore sin inversiones significativas en genética bovina y experiencia técnica en todo el sector de la carne de vacuno.

En 2022, el consumo de carne de vacuno aumentará, pero solo ligeramente. La dramática expansión del consumo de carne de vacuno en 2020 y 2021 ha sido respaldada por la capacidad y la voluntad de los consumidores de pagar altos precios. En 2022, el crecimiento estará impulsado por una expansión adicional en ciudades de segundo y tercer nivel. Sin embargo, la carne vacuna sigue siendo una fuente de proteínas de lujo y novedosa para los consumidores chinos. El consumo sigue concentrado en el sector de hostelería y restauración mientras que el consumo doméstico crece lentamente.

En 2021, el consumo de carne de vacuno se prevé que crezca por la marcha de canal foodservice tras las restricciones por la covid-19. En 2022, la expansión de la logística de la cadena de frío y la infraestructura en un mayor número de ciudades de China apoyará el consumo de carne fresca refrigerada en los restaurantes y minoristas de alta gama. Las fuentes indican que el potencial de crecimiento de la carne fresca refrigerada es bastante fuerte. Sin embargo, una mayor aceptación y consumo en China llevará tiempo. En 2022, se espera que aumente la carne congelada utilizada en el canal horeca y la carne congelada comercializada a través de canales minoristas y plataformas de comercio electrónico.

En cuanto a la importación de carne, para el 2022 el USDA estima que lleguen a 3,3 millones de t, un 6% más que en 2021, pero rebajando los niveles de crecimiento de años anteriores. El consumo de carne de vacuno importada será impulsado por la demanda del consumidor en el sector minorista, HRI y el crecimiento de los ingresos en las ciudades de segundo y tercer nivel. Sin embargo, el precio de la carne de vacuno en comparación con otras proteínas animales consumidas en el país será un factor limitante para el consumo de los hogares en una amplia gama de niveles económicos.

En 2022, se espera que se reanuden las importaciones de carne vacuna de Argentina, uno de los principales proveedores, después de que se aclare la prohibición de exportación para fines de 2021.

Se dialogó sobre habilitaciones sanitarias y probables protocolos, así como certificaciones en materia de aspectos sanitarios y fitosanitarios de distintos productos agropecuarios
Para las reservas estatales el 10 de octubre
Sin embargo, señala la presencia de dificultades en el sudeste asiático
Firmaron un protocolo sobre los términos para los controles, la cuarentena y los requisitos para los certificados veterinarios para la carne vacuna rusa
Están allanando el camino para la exportación de carne ovina y cerdos reproductores de Irlanda a China
El brote se detectó en una explotación porcina y afectó a 234 animales
La presentación de INAC recibió el premio de stands en CIMIE y además se obtuvo el premio dorado por la presentación de las carnes uruguayas en un show de cocina
Varios países mantienen la prohibición a la importación, entre ellos China, Rusia, Indonesia o Egipto
Allí es a dónde quiere llegar Uruguay y fue por ello que el Instituto Nacional de Carnes (INAC) lo propuso al gobierno
En el caso del vacuno, el USDA prevé que en 2022 baje la producción en un 1%
El Departamento de Agricultura de Estados Unidos acaba de dar a conocer su segundo informe anual de previsiones sobre la evolución de la producción de carne vacuna y porcina en la UE.
Los cambios masivos en los precios de la carne de cerdo en los últimos dos años están afectando a la industria porcina de China

Advertisement