Mundo

Satisfacción en la industria cárnica australiana por el tratado de libre comercio firmado con Reino Unido

La industria cárnica australiana ha acogido con satisfacción el anuncio de un acuerdo de principio sobre los parámetros del Tratado de Libre Comercio Australia-Reino Unido.

EUROCARNE | El acuerdo firmado por los primeros ministros Scott Morrison y Boris Johnson es el primer acuerdo bilateral acordado tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Los dos países finalizarán ahora el texto del acuerdo y llevarán a cabo los procesos legislativos internos necesarios para permitir la firma y la posterior entrada en vigor del TLC.

Los aranceles australianos sobre la carne vacuna se eliminarán después de diez años. Durante el período de transición, Australia tendrá acceso inmediato a una cuota libre de impuestos de 35.000 t, que aumentará en cuotas a 110.000 t en décimo año del acuerdo. En los cinco años siguientes, se aplicará una salvaguardia a las importaciones de carne de vacuno que superen un nuevo umbral de volumen que se elevará en cuotas iguales a 175.000 toneladas, con un arancel de salvaguardia arancelario del 20% durante el resto del año.

En los acuerdos comerciales de Australia con EE.UU., Japón y Corea se aplican disposiciones similares de salvaguardia o “retroceso”, diseñadas para proteger los intereses de los productores nacionales de picos inusuales en las importaciones.

Los aranceles a la carne ovina también se eliminarán después de diez años. Durante el período de transición, Australia tendrá acceso inmediato a una cuota libre de impuestos de 25.000 t, que aumentará en cuotas a 75.000 t en el año diez. En los cinco años siguientes, se aplicará una salvaguardia a las importaciones de carne de ovino que superen un nuevo umbral de volumen que aumentará en tramos iguales a 125.000 toneladas, con un arancel de salvaguardia arancelario del 20% durante el resto del año calendario.

Este resultado no solo mejora la asociación a largo plazo entre el comercio de carne británico, los consumidores británicos y la industria cárnica australiana, sino que también indica un fuerte compromiso de ambos gobiernos con los méritos de lograr el libre comercio.