Lechería

Piden ayuda a Vázquez por el cobro de la deuda de Venezuela

Gremiales lecheras entregaron carta con más de 800 firmas de tamberos.

Vacas lecheras en tambo. El País.

Pablo Antúnez

La Asamblea de los 29, el máximo órgano resolutivo de Conaprole, convocada por la Asociación Nacional de Productores de Leche, no hizo anuncios concretos de mejoras de precios de las remisiones a la cooperativa, como pedían los productores. La Asamblea le pidió a la empresa que “agote sus esfuerzos para poder concretar a la brevedad una mejora en el precio de la leche”.

Los productores aprobaron el plan de ahorro y austeridad presentado por el directorio de Conaprole. Asimismo, se le pidió “replantear el tema de las relaciones laborales buscando que sean más equitativas entre empresarios y trabajadores” y se consideró de particular importancia, que Conaprole se reúna con los candidatos a la presidencia de la República, para trabajar en ese tema.

Al gobierno se le replanteó la necesidad de “evaluar alternativas para bajar las tarifas públicas teniendo en cuenta el impacto que tienen sobre los costos”, tanto para la industria como para los tamberos.

La resolución final de la Asamblea de los 29, también “exige al gobierno que asuma de alguna manera la responsabilidad por la deuda de Venezuela”. La Asamblea “deslinda la responsabilidad de Conaprole que dejó de embarcar a pedido del gobierno, quedando 24.000 toneladas de leche en polvo sin destino”, dice la resolución.

Firmas. Mientras se desarrollaba la Asamblea, más de 600 tamberos se concentraban afuera en respaldo a la industria y luego marcharon al Edificio Libertad, donde le dejaron una carta al presidente Tabaré Vázquez, pidiéndole que interceda y ayude a cobrar la deuda por lácteos de US$ 30 millones que debe Venezuela.

En la carta, los productores expresan su forma de ver las cosas, además de plantear la situación desesperante que vive el sector productivo. “Estamos seguros que habrá una respuesta del presidente Tabaré Vázquez”, afirmó esperanzado Justino Zabala, directivo de la Agremiación Tamberos de Canelones. En tan sólo una semana se superaron las 740 firmas (así lo demostró el último cómputo), pero se siguieron firmando las distintas papeletas que estuvieron circulando durante la concentración previa a la marcha.

“Estamos viviendo una situación muy grave y dura. Pretendemos estar en el primer lugar en la fila cuando cambie la situación al momento de subir el precio de la leche”, dijo Zabala, en un claro mensaje a la industria.

Luego de entregada la carta en Presidencia —la recibió un secretario porque el presidente Vázquez está en la cumbre del Mercosur—, los productores soltaron “200 globos (con los colores de una vaca Holando), inflados con helio, en representación de los 200 tamberos que se perdieron en los últimos 12 meses”, explicó el directivo de la Agremiación Tamberos de Canelones. “Nos quedamos muy conformes con la movilización, porque consideramos que pusimos el tema (el endeudamiento y drama que vive el sector lechero) donde debería estar”, agregó el gremialista.

Mientras tanto, se sigue trabajando con el Poder Ejecutivo en la definición de instrumentos financieros que posibiliten darle oxígeno a las empresas lecheras para que puedan seguir produciendo. “Seguimos trabajando y estamos seguros que   respecto al cobro de la deuda  láctea de Venezuela vamos a encontrar las puertas que hay que abrir”, dijo esperanzado Zabala, cuyo sentir es el mismo que los demás gremialistas del sector lechero.

Los productores, al menos la mayoría de las gremiales, aspiran abrir esas puertas conjuntamente con el gobierno uruguayo. “No se trata de ir contra el gobierno uruguayo, no se trata de buscar responsables. Es un problema de todos los uruguayos y estamos seguros que el presidente de la República, Tabaré Vázquez, encontrará la posibilidad de solucionar el problema”, ratificó Zabala. Es que semanas atrás, el presidente de la ANPL, sostuvo que su gremial hará un juicio al gobierno de Venezuela para cobrar.