Lechería

Aseguran que es posible bajar mortandad en los tambos

Estudio de INIA dice que se pude llevar de 15,8% a 5%.

Tambo en Florida. Foto Fernando Ponzetto – Archivo El Pais

Pablo Antúnez

La mortandad de terneros en los tambos durante las primeras semanas de vida, causa enormes pérdidas económicas a los productores y es uno de los principales cuellos de botella que limitan el crecimiento de los predios lecheros.

Según un estudio técnico del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), es posible disminuir la tasa de mortalidad de 15,8% al 5%, aplicando buenas prácticas de manejo. El trabajo técnico fue elaborado por los Dres. Carlos Schild, Rubén Caffarena, Franklin Riet y Federico Giannitti, que integran la Plataforma de Salud Animal de INIA y en otros casos la Facultad de Veterinaria (Udelar). Los técnicos sostienen que existe una serie de medidas de manejo disponibles que pueden impactar positivamente en el bienestar animal y la dinámica de los rodeos.

En un estudio que consideran representativo del rodeo lechero nacional realizado entre 2015 y 2016 por veterinarios de la Plataforma de Investigación del INIA, con la ayuda de 50 veterinarios locales -en 225 tambos uruguayos-, se evaluaron indicadores de mortalidad de terneros desde el nacimiento hasta el desleche y varios aspectos relacionados con la crianza.

La tasa de mortalidad total promedio desde el nacimiento hasta el desleche en el período julio de 2013 a junio de 2014 fue de 15,8%, con un mínimo de 2,4% y un máximo de 55,6%.

Esto incluye, por un lado, la mortalidad perinatal, que son las muertes que ocurren alrededor del parto, durante el mismo y dentro de las 48 horas de vida.

Por otro lado, la mortalidad en la crianza, representada por las muertes que ocurren posteriormente, desde el tercer día inclusive hasta el desleche, en este estudio fue en promedio a los 73 días. Los técnicos sostienen que estos valores están subestimados, porque el 18% de los productores encuestados no llevaba este tipo de registros y solo el 30% tenía registros completos de la información.

Los técnicos sostienen que la mortalidad total de terneros fue alta (15,8%), la que supone una pérdida para Uruguay de 41.000 terneros anuales en el período que va entre el parto y el desleche.

Valores de mortalidad de terneros del nacimiento al desleche menores o iguales al 5% son considerados bajos y en el estudio, un 20% de los establecimientos tenía tasas en ese rango. A nivel nacional, una reducción de estas tasas al 5% implicaría un ingreso adicional de 17.000 terneros al sistema lechero, sostuvo el trabajo.

Otro dato interesante es que en el 89% de los establecimientos las muertes de terneros ocurrieron principalmente durante las primeras tres semanas de vida, siendo los principales síntomas clínicos manifestados: diarreas en el 95% de los establecimientos, tos o dificultad para respirar en el 58% e inflamación del ombligo (onfalitis) y de las articulaciones (artritis) en el 18% de los establecimientos.

En otros dos estudios también llevados a cabo en INIA en el mismo período que incluyeron 271 terneros lecheros con diarrea de aproximadamente 30 establecimientos, los agentes encontrados con mayor frecuencia y distribución fueron Cryptosporidium spp.(una enfermedad aguda de corta duración) y Rotavirus (virus que provoca la gastroenteritis), con participación de Salmonella enterica, Escherichia Colie, entre otros problemas sanitarios importantes.