Ganadería

Uruguay busca afianzar clientes en Anuga 2019

Un mercado clave, con cuotas valiosas donde hay que estar.

Pablo Antúnez

 

Todo listo para una nueva edición de la feria de Anuga, en Alemania, la más importante conjuntamente con SIAL París, donde las empresas uruguayas volverán a impulsar sus marcas y buscarán tomarle el pulso al mercado, más allá de afianzar vínculos con sus tradicionales clientes.

Como todos los años, el Instituto Nacional de Carnes (INAC) facilita la presencia de los exportadores uruguayos en una de las ferias alimenticias más importantes de Europa, conjuntamente con SIAL París y en esta edición estará presente con un stand en dos plantas con casi 600 metros cuadrados y con una delegación cercana a las 80 personas.

Según el organismo, estarán participando 20 frigoríficos co expositores y otras 20 empresas de operadores, intermediarios y firmas acompañantes que trabajarán durante los cinco días de la feria, intercambiando opiniones e informaciones con los clientes. Habrá degustación de carnes para los clientes durante los primeros cuatro días y una recepción en el Hotel Rheinterrassen, como se vino realizando en años anteriores.

La delegación oficial estará compuesta por el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, el Ing. Agr. Ricardo Reilly, en representación de los productores y Eduardo Urgal representando a la industria. Va también el gerente de marketing del INAC, Lautaro Pérez y la responsable de coordinación del stand, Cecilia Shaw. La feria de Anuga se alterna con SIAL París y es considerada la más importante de la Unión Europea con más de 6.000 expositores de 95 países y alrededor de 160.000 visitantes de 156 países.

Dificultades. “Vamos con la expectativa de encontrar algo diferente a lo que venimos viendo a lo largo de los últimos tres semestres, donde en la Unión Europea primó un exceso de oferta de carne argentina a precios muy competitivos y eso generó menor interés por la carne uruguaya y menos exportaciones”, confirmó a El País Eduardo Urgal, director de Frigorífico Pando y representante de la industria en la Junta Directiva del INAC.

Al igual que otros industriales, el empresario sostiene: “ojalá veamos algo distinto”, porque hasta ahora “no hay nada que indique que la feria se pueda mostrar con un dinamismo y con una demanda en volúmenes y precios mejor a la que venimos asistiendo”.

Los industriales, productores y operadores que conforman la delegación oficial esperan tener alguna novedad sobre la cuota 481 -el contingente de alta calidad para ganados menores de 24 meses con terminación a granos durante los últimos 100 días antes de la faena- , donde Estados Unidos reclamó la mayor porción de la cuota de 45.000 toneladas anuales.

“Sabemos que estamos comprando tiempo y ojalá que demore lo más posible porque lo que vamos a hacer es destruir valor pagando más impuestos”, estimó Urgal, porque tal como están dadas las cosas, Uruguay va a estar perdiendo la mayor parte del cupo.

Valorización. El director de Frigorífico Pando dijo a El País previo a su partida hacia Alemania que siempre hay espacio para valorizar la carne uruguaya, “en un contexto donde estemos compitiendo todos en la misma categoría”.

Y en ese sentido recordó que Uruguay con un novillo a US$ 4,10 por kilo versus los países de la región donde el precio no llega a US$ 3, cualquier valorización es insuficiente”. Advirtió que Uruguay “está totalmente fuera de mercado y precisamos desenvolvernos donde no están nuestros vecinos, porque donde están ellos no podemos competir y nuestro producto no es atractivo”. Alemania es la puerta de ingreso de la carne uruguaya a la Unión Europea, que acapara los cortes desosados y madurados más caros: lomo, bifes y cuadril.

Activos. A su vez, el delegado de los productores en la comitiva que concurre a la feria de Anuga, Ricardo Reilly recordó a El País que “Uruguay se caracteriza por su activa participación en la colocación de carnes en la Unión Europea, donde participa en los cupos Gatt (son 53.000 toneladas para todos los proveedores, lo administra la Unión Europea y se lo vende a Importadores), cuota Bilan (35.000 toneladas en el marco de un cupo para procesadores), cuota Hilton (son 6.300 toneladas para animales criados a pasto) y cupo 481 (para animales menores de 24 meses, terminados a granos durante los últimos 100 días previos a la faena). Incluso hay años en los que la industria uruguaya exporta fuera de cuota y paga mayor arancel. “Todo esto demuestra el potencial del país en la colocación de cortes en los mercados de gran exigencia”, destacó Reilly.

Desde su punto de vista, el cambio más grande en este mercado, en el corto plazo, es que “a partir del año que viene comenzará a mermar gradualmente el volumen de la cuota 481, lo que llevará a que esos cortes deberán buscar otro destino final”. En ese sentido, consideró que “el mercado determinará cuál será la mejor alternativa, aunque las condiciones arancelarias y de precio difícilmente sean las mismas”.

Dijo que otra cosas que hay que tener clara, es que “si bien la Unión Europea es donde se consiguen los mejores precios, especialmente en cortes enfriados de alta calidad, el foco de demanda de alimentos hoy está en China. Se suma un hecho coyuntural de gran impacto como es la propagación de la peste porcina africana, lo que genera un incremento exponencial en la demanda agregada de proteínas de origen animal”.

Reilly justificó su visión diciendo que el precio promedio de la tonelada exportada “así lo demuestra” y está explicado por “la valorización de todos los cortes del animal, especialmente los considerados secundarios o de menor calidad”.

La participación de productores e industriales en esta nueva edición de la feria de Anuga servirá para “analizar en qué está el acuerdo Mercosur/Unión Europea, saber si habrá una ratificación o no, luego de la renovación de autoridades de la Unión Europea. Esa es hoy una gran incógnita”.

El delegado de los productores en el INAC, reconoció que dicho acuerdo “es de vital importancia para Uruguay, tanto por el aumento en el volumen de colocación de carne, así como por las mejoras en las condiciones de acceso, especialmente del cupo Hilton que pasará a tener arancel cero”.

La apuesta de la carne uruguaya es a poner más el foco sobre el consumidor y en caso de Alemania, la alianza es con la cadena de restaurantes Block House, así como la campaña de marketing en supermercados.

La mencionada es una cadena de restaurantes especializados en carne de alta calidad y fue fundada en 1968 por Eugen Block. Tiene 40 restaurantes dentro de Alemania y otros 10 en países europeos.

Marcar presencia en segmento de elite.

Para la industria frigorífica, la estrategia emprendida por Uruguay en Alemania dio un buen resultado, especialmente para “elevar la exposición de la marca uruguaya a niveles de sofisticaciones en la demanda que no son las habituales. Esos niveles son en los que nos queremos posicionar”, afirmó Eduardo Urgal, director de Frigorífico Pando. Consideró que a efectos del complejo cárnico uruguayo, esta estrategia “puede tener un efecto a futuro, pero no lo está teniendo hoy en las ventas”.

El año pasado, la cadena de restaurantes alemanes Block House, obtuvo 56% de satisfacción entre sus clientes, según demostró un estudio de mercado que relevó 10 empresas locales dedicadas a la gastronomía que trabajan con carne bovina uruguaya.

El estudio abarcó 10 cadenas de restaurantes locales, con un análisis de mercado que midió la calidad de las relaciones entre las empresas y sus clientes usando cinco categorías, según la relación emocional que los vincula con una marca determinada. La carne uruguaya continúa conquistando el mundo.