Ganadería

Una mirada por los corrales: optimismo por 2° semestre

Las cifras de faena de animales de corral, proyectando la expectativa en que aumente la demanda mundial de carnes, generan confianza. Solucionados los problemas causados por la pandemia, especialmente en Europa, es auspicioso el futuro del sector. China continúa demandando y todo indica que seguirá siendo el gran mercado para la carne uruguaya, por eso la confianza en los meses que vienen…

 

Martín Olaverry I Pablo D. Mestre

Expectativa encerrada. Basados en que van 70.000 animales de corral faenados (53.000 novillos y unas 17.000 vaquillonas), se puede esperar un buen número para los animales de corral este año.

“Si proyectamos ese número pasamos arriba de las 300 mil cabezas”, aseguró el Dr. Daniel Miranda. Según el presidente de la Mesa de Feed Lot, sería, en términos absolutos, “el año que vamos a faenar más”. Y también en términos relativos será de los mejores años. “Ya estamos en el 15% de la faena general y con lo que está presionando la demanda, Uruguay debe acelerar el ciclo de producción y eso hace que los corrales se empiecen a usar cada vez más”, sostuvo.

Por su parte, el Dr. Álvaro Pastorini, estimó que “todos tenemos la expectativa que el negocio de corrija para el segundo semestre”, pero también aclaró que para ello “necesitamos a Europa jugando fuerte y esto de la pandemia obviamente no lo manejamos”. Al respecto el director del departamento técnico de Agrifirm Uruguay analizó que “estamos ante algo que no conocemos y se ha complicado”. Pero igual confió en que la expectativa está puesta en que en el segundo semestre, “si no llegamos a lo del año pasado por lo menos que nos estemos acercando un poco más”.

Y estos conceptos están en sintonía con lo expresado por el Dr. Álvaro Ferrés en el sentido que “con una demanda de carne en el mercado internacional que es importante y con competidores que están caros, Uruguay tiene una excelente oportunidad para mejorar los volúmenes de exportación y con valores atractivos”. El presidente de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin), sostuvo que “la industria transmite ese optimismo”. De hecho, agregó, “para la ventana de faena de ganado de corral de mayo, agosto y noviembre ya manifestó la necesidad de hacienda terminada a corral”.

Sobre el punto, Daniel Miranda proyectó que “vamos a tener un segundo semestre muy demandado, China ya está tironeando, quiere más y más productos y a nosotros cualquier pequeño aumento de demanda de ellos nos mueve”. Consideró que la industria lo va a querer aprovechar, “está apostando a conseguir ganados, porque cree que va a mejorar la demanda”. Por lo cual afirmó que “para todo lo que es sistemas productivos en general, no sólo corrales, es muy bueno”.

También es verdad que la reposición está cotizando a la suba, al igual que los granos. Con esta ecuación, Álvaro Pastorini proyectó que “va a estar complejo cerrar los números. A fines de abril, principio de mayo veremos qué sucede, pero en la relación de entonces (primavera), se debería hablar de valores de US$ 3,80 o 3,90 o más (por los novillos) y no sé si eso se dará. Las relaciones de precio cambian rápido, es un tema de un día a día”, dijo.

Sobre números Álvaro Ferrés consideró que el punto de equilibrio “se traslada a los US$ 4 o US$ 3,90 por kilo, es el valor que se tiene que manejar para que encierren ganado”.

¿Puede ser la vaquillona una opción interesante para encerrar? Según Álvaro Pastorini “hace un tiempo que, por vaquillonas pesadas, que las carcasas den el peso, estamos teniendo prácticamente los mismos negocios que por novillos”. Por tanto, el integrante de Agrifirm dijo que “sí puede ser una opción de inversión interesante para los corrales”.

¿Y los granos?

Un factor que podría frenar ese optimismo en el negocio es que el precio de los granos sea tan alto, como hoy. “El maíz en zafra tendió a bajar un poco, que era lo esperable, veremos qué sucede con los de segunda y eso ayudará a aliviar un poco la tensión sobre ese número”, sostuvo Pastorini.

Sobre lo que pasará con la soja y el maíz en el mundo, Enrique Erize consideró que “lo más interesante” es si realmente a China le conviene que los precios caigan. “China, si quiere más granos, tiene que dar señales a través de precios. Necesita que el mundo aumente la producción de granos y oleaginosas sí o sí”, consideró el director de Nóvitas.

China importa 100 millones de toneladas de soja por año, algo así como 60.000 millones de dólares, que representa casi el 3% de las importaciones totales. Cuando China asume una suba de 100 dólares por tonelada en la soja, son 10 mil millones de dólares más que tiene que gastar. Hoy China es la zona que tiene más reservas del universo, con 3,1 billones de dólares. O sea, es realmente “un vuelto” para los chinos esta cifra.

“Estoy convencido que China necesita que aumente la producción mundial de granos y oleaginosos sí o sí. Porque es el único país que creció tras la pandemia, es la única región del mundo que va seguir creciendo a tasas importantes”, aseguró el especialista.

En ese sentido, no descartó que, entre mayo o junio, cuando EEUU y Brasil no tenga más soja, (ambos van a tener que importar), por lo cual quizás siga subiendo unos US$ 20 o US$ 30 más de lo que está hoy. “Es el escenario más probable, porque los números en Chicago no cierran”, indicó.

Por otro lado, Erize manifestó que los chinos también necesitan maíz, e incluso, sostuvo que el cultivo “le va a pelear el título de vedette a la soja en los próximos meses”. El año pasado importó 7 Millones de toneladas y este año ya se habla de 24 Millones, pero hay quien proyecta que serán 33 millones este año y 55 millones dentro de dos años. Y el comercio mundial del maíz son 115 o 120 millones de toneladas, que pase de importar 7 a importar 40 mueve todo. “No hay duda, los chinos quieren comer y están dispuestos a pagar más”, consideró.

En febrero los técnicos del USDA tiraron la primera aproximación del próximo balance de oferta y demanda. Este año EEUU termina con stocks angustiantes, al punto de tener soja para pocos días y maíz, en vez del 24%, bajará por debajo del 10%, también es dramático. El área agrícola crecerá 3 millones de hectáreas, o más, entre maíz y soja este año, por la señal de precios. “Tomando que aumenta el área, que aumentan los rindes, estimando que la cosecha de maíz y soja será récord, el año que viene seguimos igual, seguimos con 3% de reservas de soja y 10% de maíz. La buena noticia es que estos precios vinieron para quedarse un año más. Las subas anteriores quizás fueron fugaces, pero ahora se necesitan dos cosechas récord consecutivas para que EEUU tranquilice el mercado”, proyectó Enrique Erize.

“La mesa está servida.

No es locura pensar en 3 millones”

En Europa, los países que están mejor tienden a una mayor apertura y a un mayor consumo. Eso demanda carne fresca de cuotas 481 y Hilton y más que antes. China está creciendo en niveles muy altos y la demanda de carne es alta”, afirmó Álvaro Ferrés. De esa forma, el presidente de Aupcin manifestó su optimismo en que se faene más, porque los mercados demandan carne y ahí radica “una oportunidad fantástica”. Agregó: “Veo un escenario de ganado gordo con precios en alza, la reposición firme. La exportación en pie demanda terneros y terneras. Veo inversión en el sector; la mesa está servida para que Uruguay crezca en producción y en exportaciones. No es una locura pensar que Uruguay en poco tiempo faene 3 millones de cabezas”.