Ganadería

Resultados dispares en las preñeces de las majadas

El 5to Taller de Gestación de INIA mostró buenos resultados.

 

 

Pablo Antúnez

Una marcada disparidad en los resultados entre predios, entre zonas y departamentos —así como a nivel de establecimientos que aplicaron más manejo—, mostraron los resultados del 5to. Taller de Gestación en Ovinos. La actividad fue organizada por INIA Estanzuela e INIA Tacuarembó, con el apoyo del Secretariado Uruguayo de la Lana y el Plan Nacional Estratégico del Rubro Ovino (Penro).

La presentación de los datos de los diagnósticos de gestación (ecografías) 2020, estuvo en manos de los veterinarios: Santiago Bordaberry, Pablo Marinho, Joaquín Gambeta y Juan Andrés García Pintos.

En la apertura del Taller, el coordinador del mismo, Gabriel García Pintos afirmó que el rubro ovino “está golpeado pero sigue de pie, dando batalla”. Detalló que hay problemas en la comercialización de lanas y no se pudo armar la cadena ovina. A su vez, no pasó por alto que siguen dándose los mismos problemas hace cinco años: predadores (zorros, rapaces, jabalíes), abigeato y ataques de perros. Por eso pidió acciones concretas a las autoridades.

Norte. Joaquín Gambetta y su equipo, presentaron los resultados para zona norte, abarcando 54.471 vientres diagnosticados por ecografía, 43 establecimientos y 11 razas. El monitoreo general arrojó un 93,6% de preñez y 107,3% de potencial de parición. Respecto al año pasado, Gambetta dijo que en la zafra 2020, “hay más ovejas preñadas, pero menos mellizos y trillizos”.

Oeste. En caso del centro oeste y norte, Juan Andrés García Pintos afirmó que se vieron “más productores haciendo diagnóstico de gestación y más técnicos ofreciendo servicios”.

Sobre 74.118 vientres testeados se verificó 73% de preñez general, 22% de mellizos y 122% de potencial de parición.

“Fue un año seco y favorable para el ovino, con majadas en buen estado, menos parásitos y problemas podales”, afirmó el veterinario al mostrar los datos de su equipo.

Noreste. Pablo Marinho analizó un total de 19.137 vientres, pertenecientes a 40 productores de 5 departamentos. Verificó 89,44% de preñez total, 11,97% de preñeces múltiples y 101,46% de potencial de destete. “Es el dato más bajo que hemos tenido hasta ahora en los cinco años de taller”, afirmó Marinho. Bajaron sensiblemente las preñeces múltiples, eso hizo bajar casi 10 puntos el potencial de destete.

Marinho explicó que “las majadas en el noreste no estaban tan buenas como otros años y estaban sentidas. Se vio mucho piojo, aún en predios prolijos. Hubo un aumento de patologías urterinas durante ecografías”, agregó.

Centro. Santiago Bordaberry y su equipo, dijo que en el centro sur revisó 41.447 vientres ovinos de 55 predios con promedio de 754 ovinos por majada.

El promedio de preñez fue 93.6%, con 16,7% de preñez múltiple. A su vez, hay un mayor porcentaje de destete frente a otros años. Detalló que bajó el porcentaje de servicios robados, que hasta ahora era alto. Consideró que todavía hay mucho por hacer en cuanto a supervivencia de los corderos.