Ganadería

Productores piden plazo para erradicar tuberculosis

La enfermedad mantiene incidencia y es preocupante

Pablo Antúnez

La tuberculosis bovina mantiene su incidencia y continúa generando nerviosismo, especialmente en el sector lechero, donde se juntan en un mismo predio ganado de varios orígenes.

El delegado de Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) en la Comisión Nacional Honoraria de Sanidad Animal (Conhasa), Roque Almeida, planteó en la última reunión que “se ponga un plazo para trabajar y erradicar definitivamente la tuberculosis bovina”.

En la medida que comienzan a incrementarse los rastreos serológicos van surgiendo nuevos animales positivos que deben ser eliminados, enviándolos a una faena en condiciones sanitarias especiales. El año pasado, algunas dificultades en la eliminación de los positivos, generó cuellos de botella en el saneamiento  y un enlentecimiento en la salida de los portadores asintomáticos. Finalmente, el problema se resolvió.

Se trata de una enfermedad crónica que es producida por la bacteria Mycobacte- rium bovis, pero lo que más importa es que se reconoce como zoonosis, es decir, afecta al humano, principalmente a través del consumo de leche que no está pasteurizada.

Aftosa. En el marco del último encuentro de Conhasa también se analizó el cambio de fecha para la vacunación de todo el rodeo bovino contra fiebre aftosa, donde se debe incrementar el esfuerzo luego de 20 años de ausencia de actividad viral. Del 15 de marzo al 15 de abril se deben inmunizar 11 millones de bovinos en todas las categorías y para ello, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca distribuirá 12 millones de dosis.

“La gran mayoría de los productores está de acuerdo con el cambio de fecha, especialmente los productores del norte del país, por el calor”, explicó Almeida. Agregó que el cambio no es totalmente compartido por algunos criadores de terneros, porque “quieren destetar los animales y tener todo vacunado para quedar libre y poder venderlos”, agregó el profesional. A su vez, exhortó a los ganaderos a extremar los cuidados y realizar una buena vacunación para que Uruguay pueda mantener sus mercados.

Garrapata. Respecto a la garrapata del bovino, parásito que está complicando en algunas zonas, a nivel general Almeida consideró que todo el trabajo de educación que se hizo con los productores, haciendo hincapié en el tratamiento generacional del parásito, está dando sus frutos.

“Los productores comenzaron a realizar la secuencia de tratamientos recomendados. Da la impresión de que si bien algo de garrapata siempre aparece, porque hay lugares físicos y establecimientos complicados, en general está bien”. Según la visión de este veterinario, siempre surgen casos puntuales, pero el concepto que debe primar es que “no hay garrapata invencible”.

Dijo que “el problema es el hombre y no la garrapata”, argumentando el mal manejo que muchas veces se hace y el parásito se dispara. Es por eso que Almeida y el resto de los veterinarios pide “seguir la secuencia de tratamientos con su tiempo justo y tener un buen control sobre los animales”.

Dijo que “el establecimiento debe estar bien de alambrados, se deben llevar todos los animales a las mangas cuando se aplican los tratamientos y evitar mezclar ganados. “Así se erradicaron los focos y se terminó con la garrapata”, recordó el delegado de CAF en la Conhasa. “No se controlan los alambrados y en caso de predios arrendados, muchas veces tienen los alambrados en estado regular  y no se arreglan porque son predios arrendados. En los predios forestales, muchas veces no hay infraestructura suficiente para juntar el ganado y tratarlo. El tema es más humano que de la propia garrapata”, destacó el especialista.