Ganadería

Precios del ganado gordo siguen altos

Hay signos de estabilidad.

Camión de ganado.

El mercado del ganado gordo tiende a estabilizarse, la oferta continúa siendo escasa y los precios siguen fortalecidos.
“Algunos frigoríficos están comenzando a matar sus ganados procedentes de los corrales de engorde y las entradas de animales a planta, en promedio, están largas. Por lo general son a 10 días”, explicó a El País el consignatario Walter Hugo Abelenda.

Como precios de referencia manejó un máximo de US$ 4.05 para el novillo gordo y US$ 3,85 para la vaca gorda, pero los frigoríficos que están matando sus ganados de corral, están pasando referencias por debajo de los valores de venta. Estos frigoríficos están un poco más cómodos, pues no tienen presión para conseguir los ganados y así poder mantener el ritmo de faena. “A su vez, aflojan la presión compradora en el mercado”, afirmó el operador.

Abelenda contó que la oferta continúa “bastante reducida” y por consiguiente, “los ganados hay que salirlos a buscar”.

Los precios del ganado gordo “continúan siendo históricos”, ayudados por un año excepcional y por motivos externos, como es el dinamismo de China. Uruguay tiene la mayoría de sus frigoríficos habilitados para exportar a ese destino y los importadores chinos precisan más carne roja para sustituir la proteína de cerdo que perdieron con los focos de peste porcina africana. Esa demanda es la que elevó los precios y mantiene la firmeza en ese mercado.

Esa demanda de China también incide sobre la faena. “No sólo se matan ganados buenos con este destino, también se industrializan ganados de manufactura y algunos de tambos que van cerrando”, reconoció el consignatario en su análisis del mercado ganadero.

Por otro lado, consideró que se está a punto de que comiencen a salir al mercado ganados de corral de productores que hicieron acuerdos con la industria. “Creemos que este año serán muchos, porque hay agricultores que se pasaron a la ganadería y esos son granos que pasarán a transformarse en carne”, dijo Abelenda.