Ganadería

Podría haber menos ganado en los corrales

Hoy los negocios de la cuota tienen una cierta continuidad.

Ganado vacuno en corral. Foto: archivo El País.

Pablo Antúnez

Los corrales de engorde están mirando para adelante con incertidumbre y podrían producir menor volumen de ganado en este año.

Por un lado, el precio de los alimentos ya no está en los mismos valores que el año pasado a esta altura, sino que quedó por encima. A su vez, las empresas dedicadas al engorde de ganado a corral no saben qué pasará con los valores de la reposición en este nuevo escenario de precios y ante la suba de los alimentos.

“Lo que vemos este año es que para los agricultores, si los precios del ganado no se mantienen o bajan mucho, puede ser más atractivo volcar el grano al mercado y no convertirlo en carne y eso se puede traducir a una merma de los animales que tienen encerrados”, explicó Álvaro Ferrés, presidente de la Asociación Uruguaya de Producción de Carne Intensiva Natural (Aupcin). La institución está integrada por un grupo de empresas agropecuarias ubicadas en distintas zonas del Uruguay, que se especializaron en la producción de carne de alta calidad, originada por ganados Hereford, Angus y cruzas, en sistemas intensivos de engorde.

La principal preocupación es que cada vez se achican más las ventajas de carga de la carne con destino a la cuota 481, el contingente de alta calidad para ganado terminado a granos en los últimos 100 días previo a la faena. Esas ventanas de carga se están acortando en tres semanas y a la vez, hay incertidumbre en los mercados no cuota. Todo eso hace predecir, que si bien las empresas pensaban encerrar más ganado, todo puede cambiar.

Nuevo Escenario. Para la ventana de carga febrero-marzo, los precios de los ganados ya estaban negociados desde el año pasado. Mirando para adelante, en el nuevo escenario, “la industria está manifestando interés. Ya están empezando a pasar nuevos precios y los valores son similares a los que se pagaron en la ventana anterior (febrero-marzo ) para los ganados de cuota”, dijo Ferrés.

Las empresas vendieron en agosto-noviembre de 2019 a valores por debajo del mercado, porque subió por encima de la cuota, impulsado por la demanda inusual de China.

“Ahora el negocio de la cuota tiene una cierta continuidad en cuanto a demanda y precio”, explicó el presidente de Aupcin. “Se achican las ventanas de carga y se dificulta encerrar los ganados para que cumplan los días y puedan salir dentro de la cuota”, dijo Ferrés.