Ganadería

Otros 1.000 corderos se faenarán esta semana para Estados Unidos

Cinco compartimentos están activos y se preparan más.

Compartimento ovino. Foto: Jorge Bonino.

Pablo Antúnez

Sobre el fin de semana se estarán embarcando alrededor de 1.000 corderos, provenientes de dos compartimentos ovinos de alta bioseguridad, para ser faenados y exportados con hueso a Estados Unidos, mercado que se viene consolidando y muestra firme demanda.

La apertura de este destino de alto valor que sólo admite los corderos con hueso procedentes de la figura del compartimento ovino, quedó habilitado para Uruguay el 12 de octubre de 2017, conformándose en una especie de carta de presentación para destrabar el ingreso del mismo producto en la Unión Europea, México e Israel, entre otros nichos de alto valor.

Uruguay cuenta hasta ahora con cinco compartimentos habilitados y auditados por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, que ya están produciendo corderos.

El primero fue el ubicado en el predio del Secretariado Uruguayo de la Lana en Cerro Colorado. Le sigue Colonia San Gabriel, donde intervienen el Instituto Nacional de Colonización (INC), la Rural de Reboledo y el Movimiento de la Juventud Agraria; San José (familia Tedesco); Egaña (familia Rodríguez) y Maldonado (cercano a Pan de Azúcar).

A su vez, el Dr. Jorge Bonino, delegado de Uruguay por el sector privado ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) durante más de dos décadas e impulsor del compartimento, contó a El País que oficialmente hay habilitado otro compartimento privado en el límite entre Paysandú y Salto, “donde pronto estarán ingresando los primeros corderos para que realicen el proceso de engorde y terminación”.

ESPERA. A su vez, Bonino informó que otros cuatro compartimentos ovinos de alta bioseguridad están en proceso. “Estos emprendimientos privados están en pleno desarrollo y van cumpliendo con toda la infraestructura y los pasos a seguir para ser habilitados. Se va avanzando bien”.

En el ovino, el partido se juega con hueso. “Estados Unidos está mostrando un retorno interesante”, afirmó el asesor privado y admitió que aún está en el debe el incremento de la oferta de corderos para poder cumplir con la demanda.

En lo interno, la meta del sector privado, con el apoyo de la Dirección General de Servicios Ganaderos (MGAP) se aspira generalizar la herramienta del compartimento de alta bioseguridad con “responsabilidad, conciencia y la atención que merece. Es una figura muy importante para Uruguay y lo posicionó muy bien”.

Bonino destacó otros usos de esta herramienta sanitaria, creada a través del ingenio de los uruguayos y respaldada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en su código zoosanitario, respetado para el comercio de animales vivos y subproductos.

“El compartimento también puede ser utilizado para la exportación de genética (ovina, bovina y suina), semen, embriones y ganado en pie”, recordó el delegado del sector privado en la OIE. Con esta herramienta se pueden levantar restricciones comerciales y demostrar las fortalezas sanitarias en base a ciencia, cuando se le ponen trabas.

Entre las metas, también hay que ver cómo se consiguen mercados “para reses más pesadas para ayudar a otras categorías de ovinos que sin llegar a ser adultos tienen una calidad de carne muy importante y que además, tienen lanas finas — pensando estrictamente en el norte del país— que tienen otro ingreso importante”.

Bonino insistió en que la otra punta “es el cordero mamón de razas carniceras y sus cruzas, que habitualmente salen a culata de camión. Hay que ver cómo pueden entrar a la figura sanitaria del compartimento y aprovechar el beneficio de un 30% más de precio que hay hoy en el mercado”.

Siguen las negociaciones para habilitar otros mercados, como es el caso de México, donde se podrían colocar carcasas de animales adultos, acelerando la extracción y dinamizando el rubro ovino. En la mira también está la Unión Europea, el tradicional comprador de cortes ovinos para los frigoríficos uruguayos, donde se colocan los cortes de mayor valor de la res (lomo y perniles). Varios países quieren conocer y seguir el trabajo de Uruguay entre públicos y privados.