Ganadería

Mejores oportunidades para carne vacuna tras el brexit

Uruguay reclama “sus derechos” sobre las cuotas cárnicas.

Carne vacuna. Foto: El País.

Pablo Antúnez

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham dijo esperar para las carnes uruguayas “oportunidades comerciales mejores en el Reino Unido que las que han tenido” antes del Brexit.

La separación del Reino Unido de la Unión Europea, proceso conocido como Brexit y concretado el pasado viernes, tendrá dos efectos, según la visión del jerarca. El primero será que “al retirarse el Reino Unido del bloque se llevará el porcentaje histórico que tiene de participación en las cuotas”. Se trata de la cuota Hilton, donde Uruguay participa con un cupo de 6.373 toneladas para ganado terminado a pasto, el cupo GATT que es de 53.000 toneladas para todos los proveedores (administrado por la Unión Europea y se los vende a importadores) y la cuota Bilan, de 35.000 toneladas (es un cupo para procesadores). Ambos son para carne congelada con arancel de 20%. “Esos cupos se van a proporcionar en base a los antecedentes. Eso significará que en caso de Uruguay quedará con 89% de las 6.376 toneladas de Hilton en la Unión Europea y 11% quedará en el Reino Unido. Algo parecido sucederá con las otras dos cuotas, pero en ambas participan todos los países”, explicó Stanham.

Uruguay y todos los productores de carne que participan de estas cuotas no están de acuerdo con el reparto y hay un proceso de negociación que lleva casi 2 años, “en el que Uruguay está reclamando sus derechos”, recordó el presidente del INAC.

Respecto al Reino Unido, que se abastece principalmente de carne de Irlanda, que queda dentro de la Unión Europea, el brexit provocará que “quede en un status diferente al que tenía hasta ahora. Si bien es esperable que el Reino Unido y la Unión Europea tengan algún acuerdo cualitativamente mejor que con el resto del mundo, todos los países proveedores pensamos que estará un poco más en pie de igualdad con nosotros que lo que estuvo hasta ahora”, dijo Stanham.

Si bien es esperable que Irlanda, como miembro del bloque, tenga algún tratamiento preferencial en algún tipo de acuerdo que hagan la UE y el Reino Unido, pensamos que “se abrirá alguna oportunidad mejor de acceso a ese mercado. Esa es la expectativa que hay”.

El Reino Unido intentó forzar dos salidas duras de la Unión Europea. Para ese brexit duro se tenía previsto un régimen de cuotas abiertas para todos los países, con cierto volumen importante de carne, en condiciones arancelarias relativamente interesantes. “esa es una ventaja para nosotros y una desventaja para Irlanda”, admitió Stanham.