Advertisement

Juan Daniel Vago: “Producción de leche puede crecer 50% en unos 15 años”

Es el nuevo presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale), trabajó en el equipo asesor de agro del sector de Ciudadanos (Partido Colorado) y asegura que la lechería uruguaya precisa “previsibilidad y reglas claras” para que pueda crecer y volverse atractiva para los jóvenes e incluso inversores. Es por eso que destacó como una prioridad desarrollar un Plan Estratégico o Ley con visión del sector 15 años hacia adelante. Según su visión, el crecimiento del sector pasa por “mayor adopción de tecnologías . La tecnología está, hay que adoptarla”. Dijo que el sector lechero hay que mirarlo como una cadena de valor con alto potencial.

[caption id="attachment_65057" align="aligncenter" width="570"]

vago.jpg

Foto: Francisco Flores[/caption]

Pablo Antúnez

-¿Cómo llega a la presidencia del Inale?

-Era presidente suplente desde 2020. Es un cargo honorario donde una vez al mes me reunía con el Consejo Directivo, tenía voz y voto. Al renunciar el presidente (El Ing. Agr. Álvaro Lapido), el suplente asume directamente. La aceptación de la renuncia la tienen que firmar los cuatro Ministerios que integran la Junta Directiva, más el presidente de la República y paso a ser presidente.

-¿Considera que el Partido Colorado y el sector Ciudadanos se fortaleció al poner un presidente de ese sector?

-Integré el equipo técnico de agro del sector Ciudadanos y fui ratificado en el cargo por el Ministro Fernando Mattos. Como la presidencia del INAC fue para un miembro del Partido Nacional, el Inale pasó a manos de Ciudadanos. Esos son los cambios. Me tomó por sorpresa, primero que Lapido fuera a renunciar para dedicarse a la actividad gremial. Pasó el primer año y medio de trabajo que fue complicado y ahora que era el momento en que podía empezar a hacer más cosas, tomó esa decisión. También me sorprendió que el ministro Fernando Mattos me confirmara como presidente del Instituto.

-¿Qué representa la designación?

-Primero es un gran honor y reconocimiento. Demandará mucha dedicación pero soy productor lechero de alma. Podría ser una ventaja el hecho de haber estado en otras instituciones de derecho público no estatal, como es el Instituto Nacional de Semillas y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria. Me aportó mucha experiencia. Significa una gran responsabilidad porque implica seguir manejando y trabajando por las famosas cadenas de valor agropecuario.

-¿Cómo describiría el Inale?

-Es un Instituto con un presupuesto muy chico, son 13 o 14 funcionarios, entre administrativos y técnicos, pero tiene una misión muy importante como articular y asesorar a los Ministerios. En su Junta Directiva están representadas las secretarías de Estado de Ganadería; Agricultura y Pesca, Economía y Finanzas; Industria, Energía y Minería y Cancillería. Soy el responsable de coordinar todo el Consejo Directivo, conformado por una gran masa crítica, donde además de los delegados de los cuatro Ministerios hay delegados de los privados (productores, industrias, son otros cuatro). Es una masa crítica y muy representativa que representa un desafío muy grande. Como delegado del Ejecutivo tengo que encargarme de la visión de cadena, sector primario con todos sus problemas, el agroindustrial con todos sus problemas o no y los mercados hacia los que se envía la producción.

-¿Cuáles son las prioridades de trabajo en el Consejo Directivo?

-Una es el Plan de Acción en que ya se venía trabajando. Incluso el Ing. Lapido trabajó mucho en eso. En paralelo al trabajo y las discusiones que se realizan en el Consejo Directivo, que son más de los problemas del día a día, hay una Comisión de Discusión de un Plan Estratégico con una visión de la lechería a 15 años.

Debemos tener un proyecto a mediano y largo plazo de qué lechería queremos. Todos estamos de acuerdo con el ministro Mattos en que la lechería debe tener un plan de acción a 15 años.

-¿Qué tipo de plan de acción?

- Puede ser un plan de desarrollo lechero, transformarse en una Ley o alguna otra opción, porque consideramos que debe tener previsibilidad para poder incrementar la producción de leche. Lo que todos buscamos es que haya más leche, que las industrias estén mejor abastecidas y a su vez, crezcan las exportaciones que generen más divisas para el Uruguay. Para lograr esa meta hay que tener un rumbo claro.

-¿Se maneja un plazo para presentar al gobierno ese trabajo?

-No hay plazo para presentar el camino, pero esa visión todos la tenemos muy clara. Estamos trabajando y tratando de generar en un espacio independiente para discutir la institucionalidad agropecuaria y con los productores y agroindustrias que están representados en el Consejo Directivo. El Plan Estratégico o Ley es un foco importante. No es un tema fácil porque el mundo hoy presenta mucha incertidumbre. La tonelada de leche en polvo entera bajó un poco en los últimos remates de Fonterra, pero el producto está con un precio superior al promedio, pero también el precio de los granos subió mucho. A su vez, hay muchos problemas de cambio climático. No es fácil tener una visión de largo plazo de cómo será la lechería uruguaya.

-¿Qué sería lo ineludible en esa Ley de Lechería o Plan Estratégico?

-Debe tener reglas claras y aportar previsibilidad. Si las reglas son políticas de Estado, si se ofrecen beneficios impositivos y/o créditos, si hay un paquete de cosas y eso se plasma en algo que es previsible para la cadena lechera, creo que no solo no caerían los productores, sino que se atraería a los jóvenes. De alguna forma el sector tendría mayores atractivos, porque la lechería es muy sacrificada. De esta forma tenemos condiciones para hacer un excelente negocio. La lechería tiene la particularidad de que los US$ 700 u US$ 800 millones que aporta por año, por concepto de exportaciones, se generan en 700 mil hectáreas. Hay un alto aporte por hectárea del sector en materia de exportaciones.

-¿Hay una previsión de cuánto se podría crecerse en producción de leche con esta iniciativa?

-Por la importancia estratégica, por las condiciones de competitividad favorables y para hacerla atractiva para adelante, hay que trabajarla como cadena de valor y priorizarla en la discusión técnica y luego política para poner reglas claras. Con esas reglas claras, creo que es posible que en 10 o 15 años, la lechería pueda crecer un 50% en la producción de leche. No es un disparate pensarlo. El plan aportará previsibilidad y eso hace incluso puede provocar que agroindustrias vengan a invertir al Uruguay.

-¿Cuál es su visión sobre el sector?

-Tengo en mi cabeza e incluso hemos manejado dentro de la Comisión es que tenemos ventajas competitivas frente al mundo, como las tiene Nueva Zelanda y otros países por el clima templado. Esas ventajas hay que aprovecharlas. Incluso tenemos más que Nueva Zelanda porque tenemos grano barato en Uruguay y está Argentina al lado, los neocelandeses tienen que importar el grano de Australia y les sale muy caro.

-¿Por dónde pasa la salida para incrementar la producción de leche?

-Hay un tema de adopción y transferencia de tecnología. La tecnología está, es un tema de adoptarla. Hay que buscar los mecanismos de adopción, que pueden ser con recursos a largo plazo y créditos para los casos en que haya que hacer inversiones. En otros casos será mejorar la gestión. Ahí tenemos todo un tema a encarar en lo que es transferencia y/o adopción en el sector primario que es importante.

-¿Hay que apostar a una lechería de base pastoril o con un mayor grado de suplementación?

-Debemos llegar a una visión de una lechería pastoril, no hay dudas, con apoyo en reservas y concentrados que integre la mayor cantidad de productores posibles. Hoy el productor agropecuario, que representa al sector primario tiene que tener representado todo el espectro, pequeños, medianos y grandes. Dentro del sector primario tenemos un tercio de productores que está bastante bien, otro tercio que está cambiando la plata, no les sobre absolutamente nada para la inversión porque con el ingreso neto que les queda les da para pagar la renta.

El 55% de la tierra que utiliza la lechería es arrendada. Hay otro tercio que les queda algo de plata. Esos tres estratos están integrados por productores de todos los tamaños. Hay tamberos grandes que le va muy mal y otros chicos que les va muy bien, pero hay otros que están complicados.

Respeto del ambiente

hoy tiene mayor importancia

Juan Daniel Vago se dedica a la producción lechera en el departamento de Colonia, ha sido presidente de CAF (Cooperativas Agrarias Federadas) y Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria (Fontagro). Ha representado diversos organismos y ha pertenecido a directorios de diferentes instituciones del ámbito agropecuario como INIA, Fucrea, Inase, Sofoval, entre otros. Desde la década del 80, ha sido miembro fundador del departamento técnico de Cradeco y grupo CREA La Picada. Es casado, tiene tres hijos el mayor agrónomo, otro contador y la hija abogada fiscal en Nueva Helvecia y Colonia. Tiene cinco nietos: tres varones y dos niñas. La sexta que nacerá a fin de mes.

-El tema medio ambiental se sigue imponiendo y puede volverse, en el corto plazo, como una restricción no arancelaria. ¿Cuál es su visión? ¿Qué se viene haciendo?

-Tener un país en que el ganado pastorea libre, con cuidado del bienestar animal, del medio ambiente y donde se cuidan las emisiones de gases causantes del efecto invernadero puede ser una ventaja. Los temas medioambientales van a ser restrictivos, no sé si de precios, pero sí de mercados. En la Unión Europea ya están hablando del arancel del carbono. De alguna manera este tema se viene trabajando con Ministerio de Medio Ambiente, Inia e Inale. Es un tema fundamental a futuro que hay que cuidarlo y atenderlo porque se viene. Incluso puede ser posible que agregue valor y no nos damos cuenta. El tema ambiental en el futuro no solo mejorará precios, sino que mejorará la llegada a los mercados. Es un activo que tiene Uruguay y que hay que trabajarlo.

-Mejorar el ingreso de los productos uruguayos en los mercados es una de las prioridades del gobierno. ¿Cómo viene trabajando Inale para cumplir esa meta y ayudar a Cancillería a mejorar aranceles?

-Es un tema fundamental y estratégico para Uruguay. El presidente Luis Lacalle Pou está de acuerdo con flexibilizar el Mercosur para buscar acuerdos comerciales que nos beneficien.

Uruguay no puede hacer grandes volúmenes, si puede distinguirse en calidad
Sin riesgo para cadena alimentaria
El consignatario de ganado manifestó que "hace seis meses que subimos entre 5 y 10 centavos por mes el precio carcasa"
Establecimientos pertenecientes al proyecto Ganadería y Clima
Buena demanda genera tendencia al alza en los valores
El Proyecto Ganadería y Clima, liderado por el MGAP, presentó los resultados del primer año de implementación de proyecto, la metodología utilizada y las causas que determinan dichos resultados. Durante este año, el proyecto G y C implementó prácticas de Ganadería Climáticamente Inteligente en 61 establecimientos participantes.
Diego Oribe, presidente de la Sociedad de Criadores de Aberdeen Angus del Uruguay, manifestó su optimismo en el negocio
El ministro Mattos destacó el optimismo del sector ganadero por los altos niveles de exportación y la fuerte demanda externa. Además, valoró como válidos y atractivos los acuerdos comerciales que Uruguay pueda lograr con otros países
Bajó el nivel de faena vacuna, con 54.577 cabezas ´procesadas durante la pasada semana
El Índice Faxcarne del Novillo Mercosur bajó un centavo a US$ 3,88 el kilo carcasa
Corresponde al ajuste de primavera

Advertisement