Ganadería

INAC: Fratti dispuesto a renunciar a los fueros Parlamentarios si lo llama la justicia

El expresidente del INAC dijo que las tarjetas corporativas “es plena operación tizón”.

Alfredo Fratti, expresidente de Inac. Foto: La Prensa

El expresidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC) y actual presidente de la Comisión de Agricultura de Diputados, Alfredo Fratti, dijo a Rurales El País que la denuncia de las tarjetas corporativas de las últimas autoridades en el periodo 2005 – 2019 “es plena operación tizón, si no te quema te ensucia”.

Fratti aseguró que, más allá de que se está en su derecho, “hoy todo está en cuestionamiento”, entendiendo que “se sospecha antes de tener una comprobación de los hechos”. Y agregó: “Una vez que se concreta se debe hacer público, pero el puede ser y anunciar sin tener una respuesta final genera márgenes de sospecha”.

De todos modos, confirmó que si la denuncia tiene un curso judicial “voy a comparecer” a la justicia y no se va a amparar en los fueros políticos. Al mismo tiempo señaló que anteriormente “han habido un par de pedidos” por las tarjetas corporativas y “nunca surgió nada llamativo”. Y dijo: “El tiempo va a ubicar las cosas en su lugar”.

Fratti contó que las tarjetas corporativas son una herramienta que vienen de antes del 2005 y son utilizadas por el presidente, el vicepresidente y cargos de jerarquía, en especial aquellos que están relacionados con asuntos del mercado externo.

Confirmó que las tarjetas corporativas permiten “más agilidad a las instituciones”, y por lo general son operadas para pagar necesidades del instituto, dado que “no existe una tarjeta INAC”. Y sumó: “Normalmente cuando se hace un viaje hay un viático adicional y no se utiliza la tarjeta para asuntos personales”.

Por último, Fratti aseguró que “hay un error en la información” que se difundió ayer por parte del integrante de Junta Carlos Pagés. “No es posible que haya una denuncia penal anterior al 2014 y no se notificara a las partes. Eso resulta raro”, sumó.

Ayer se informó que la Junta del Instituto Nacional de Carnes votó por unanimidad realizar una auditoría externa del uso de las tarjetas corporativas de los últimos dos expresidentes y exvicepresidente del instituto, como también de toda la gestión de los últimos quince años.