Ganadería

Garrapata: piden aumentar los controles en predios y multar

Relevamiento mostró que productores usan poco herramientas de control

Pablo Antúnez

La garrapata del bovino (Riphicephalus microplus) sigue complicando a los productores e incluso avanzó en algunas zonas, dificultando su control.

En el marco de las 48a. Jornadas Uruguayas de Buiatría, se presentó un relevamiento técnico en la sesión Posters, donde se a 27 productores ganaderos sobre los antecedentes, situación actual de la presencia de garrapata y tristeza parasitaria en su ganado, los métodos de control, principios activos empleados, uso de la hemovacuna, situación de resistencia a los acaricidas, así como su opinión sobre la campaña sanitaria. La iniciativa fue llevada adelante por Ornella Galliazzie e Inés Peirano (estudiantes de grado, Facultad de Veterinaria), Cecilia Miraballes (Plataforma de Salud Animal- INIA/Tacuarembó), Daniela Sapriza (Unidad Académica Extensión Veterinaria, Facultad de Veterinaria) y Stephanie Lara (Unidad Académica Salud de los Rumiantes, Facultad de Veterinaria).

Conclusiones. “De los 27 productores entrevistados en establecimientos de Artigas, Salto, Paysandú, Río Negro, Florida y Lavalleja, 23 productores reportaron antecedentes de la presencia de garrapata en su ganado, de los cuales 10 han logrado eliminarla”, se establece en las conclusiones del relevamiento.

“Únicamente tres productores declararon que sus animales nunca estuvieron infestados y sólo un productor sin antecedentes de garrapata declaró tener al momento de la entrevista animales infectados”, agregaron los investigadores.

Referente al método de control utilizado, todos los establecimientos con garrapatas realizan tratamientos farmacológicos ya sea empleando baños, aplicaciones pour-on o inyectables. “Los productores destacaron que los baños de inmersión necesitan de mantenimiento y mayor cantidad de personal. Por este motivo han disminuido mucho su uso más aún al comparar la practicidad que brindan las otras vías de administración”. Asimismo, “el 70% de los productores mencionaron que utilizan menos de dos principios activos con mecanismo de acción diferente para controlar la garrapata, lo cual refleja el escaso empleo del tratamiento generacional impactando en la resistencia a los acaricidas (Cuore y col., 2015)”.

Por otro lado, siete productores sospechan de resistencia a al menos un principio activo debido a que han constatado fallas en la eficacia del producto. Sin embargo, ninguno de los entrevistados ha realizado diagnóstico de laboratorio para conocer los perfiles de sensibilidad de los garrapaticidas.

Las respuestas marcan que hay herramientas como el diagnóstico de resistencia a los específicos, el tratamiento generacional e incluso la hemo vacuna que se aplica a las terneras para evitar episodios de tristeza parasitaria, en muchos casos, no se están usando bien.

“Los productores consideran necesario aumentar los controles oficiales en los predios y aplicar multas a los productores que tienen animales infestados, no establecen planes sanitarios y afectan a sus linderos. Además, sugieren que se amplíe la divulgación de la información técnica”, destacó el trabajo presentado en Buiatría.

Hemoparásitos. Respecto a los antecedentes de hemoparásitos en 13 establecimientos ha habido brotes.

En paralelo, sobre la hemovacuna, “18 entrevistados la conocen y a pesar de saber que la vacuna reduce los brotes sólo cinco de ellos la han usado alguna vez. Hay productores que han oído hablar de brotes de tristeza y muertes en animales vacunados, lo que les da mucha desconfianza y temor”.

En las entrevistas, los productores mencionaron que “no la emplean alegando que no quieren asumir los costos. No obstante, es probable que esas muertes se deban a errores en la conservación y aplicación de la vacuna, a situaciones de estrés, problemas nutricionales, enfermedades concomitantes más que a fallas en la eficacia de las vacunas disponibles en el mercado”.

Los veterinarios tienen mucho trabajo de extensión por hacer para concientizar a los productores sobre el uso de las alternativas para controlar esta parasitosis. No hay garrapata “invencible” y hay ejemplos de erradicación en predios ganaderos forestales en el norte del país, que muestran se puede vencerla.