Ganadería

Fernando Alfonso Bordaberry: “El Hereford uruguayo está posicionado como nunca antes”

El director de estancia y cabaña “Las Anitas” consideró que existe una nueva realidad que hace que “a la fuerza tengamos que ser más eficientes para lograr mantener márgenes”. Aunque “lamentablemente hay actividades y empresas que sufren y muchas que quedan por el camino”, sostuvo que “en estas crisis siempre aparecen nuevas oportunidades”. Se mostró sorprendido con la demanda por terneros, por eso, dijo que “mucha gente nueva está entrando al negocio, quizás queriendo escapar de los mercados financieros y colocar la plata en un negocio históricamente seguro”.

 

Pablo D. Mestre

-¿Cómo analiza la situación actual, en general, de la agropecuaria uruguaya?
-Coyunturalmente es imposible no mencionar que estamos en medio de una pandemia, y eso es algo que afecta a la agropecuaria y a todos en general. Estamos enmarcados en un contexto de precios de los commodities que se ubican por debajo del nivel de lo que veníamos viviendo en los últimos años, y en donde no se ven fundamentos “lógicos” que hagan que esto cambie en el corto plazo. En lo que refiere a los distintos negocios en los que nosotros tenemos participación, la ganadería es la que ha mantenido los niveles de actividad y en algunos casos los márgenes, con un ánimo diferente y con nuevos agentes queriendo ingresar al negocio por su seguridad. Hay zonas como el este y el sur que se ven bastante afectadas por una intensa seca en los últimos meses y otras con mayor disponibilidad forrajera como puede ser gran parte del norte del país. La agricultura, por la propia lógica de su actividad, es de mayor riesgo y mayor volatilidad, y los resultados han sido también muy distintos de acuerdo a las zonas. Algo a destacar es que por suerte la pandemia no afectó mayormente el correcto desarrollo de la cosecha de cultivos de verano y en cierta medida se pudo terminar con normalidad.

-¿Qué cambios cree que provocó esta nueva normalidad?
-El Covid-19 creo que ha logrado que se “sinceren” muchos costos de las actividades. Hay una nueva realidad que hace que a la fuerza tengamos que ser más eficientes para lograr mantener márgenes. Lamentablemente hay actividades y empresas que sufren y muchas que quedan por el camino, pero en estas crisis siempre aparecen nuevas oportunidades.

-¿Hay algo que considera que “llegó para quedarse”?
-La adopción de nuevas tecnologías. Las reuniones por zoom, el trabajo a distancia, y todo lo que nos vimos obligados a hacer en estos tres meses nos demostró que se puede ser más eficiente en algunas áreas. Un ejemplo de esto son las reuniones que muchas de las personas que viven en el interior del país tenían en Montevideo de vez en cuando.

-¿En “Las Anitas” ha cambiado algo el trabajo cotidiano?
-En líneas generales no. Donde sí tomamos recaudos fue con los servicios de terceros fuera de la empresa, ya que los que ingresaban a realizar algún trabajo debían respetar las distancias y específicamente evitar los saludos y los contactos. También nos cuidamos utilizando tapabocas en la diaria e intentando lavarnos las manos todo lo que se pudiera.

-¿Qué medidas se seguridad se aplican como protocolo?
-Básicamente evitar todo contacto con personal fuera de la empresa y brindar tapabocas y alcohol en gel. En los trabajos al aire libre evidentemente hay menos riesgo de contraer un virus, pero de todos modos fuimos respetuosos y cuidadosos en todo momento. Afortunadamente Durazno ha sido un departamento prácticamente con 0 caso, lo que en este último tiempo también fue una tranquilidad para todos los que trabajamos en “Las Anitas”.

-¿En la cabaña se prepara distinto de cara al Prado y el remate Los Toros de Alfonso, pese a la incertidumbre?
-No, la preparación hasta el momento no ha diferido en nada a los años anteriores. Estamos a la expectativa de confirmaciones oficiales acerca del Prado, pero creemos que de seguir el país en este rumbo en cuanto al virus vamos a poder estar exhibiendo los animales en Montevideo en setiembre y haciendo el característico remate anual de toros en octubre.

-¿Ya está la fila para el Prado?
-Casi que en su mayoría tenemos definidos los animales que van a ir, con una delegación numerosa. Desde terneros de año, donde se destacan los últimos dos campeones terneros (macho y hembra Polled) de Expo Durazno 2020, hasta toros que vamos a estar ofreciendo en esta zafra.
Creo que el animal más importante que vamos a estar mostrando es la “Cosechadora”, Anitas Hometown 27ª 1 TE, la reciente Reservada Gran Campeona en Expo Durazno 2020, que con gran alegría compartimos con nuestros socios de familia Gastambide Norbis, de Lavalleja.

-¿Cuándo se realizará la jornada de campo en “Las Anitas” este año?
-Este año decidimos postergar el “Día de Campo + Remate Clásico de Hembras” para otoño 2021, dado todo el contexto que estamos viviendo. Es una jornada donde nos gusta recibir a clientes y amigos en la estancia y mostrarles nuestro trabajo, donde el objetivo es el de confraternizar e intercambiar ideas acerca de la producción y los toros, y que en agosto pasado salió muy buena. Nos parece oportuno que estén todas las garantías sanitarias necesarias para poder juntar gente en la estancia, y esperamos en otoño próximo estar mejor en ese sentido.

-¿Y el remate de los toros?
-El Remate “Los Toros de Alfonso” ya está fijado como todos los años para el segundo sábado de octubre en Durazno, este año es el 10/10.

-Llegado el caso, ¿consideró la venta virtual de toros?
-Todos los años hacemos videos de los toros, así que llegado el caso que haya que hacerlo virtual al remate, tenemos las herramientas para poder concretarlo. En el 2019 en el “Día de Campo” rematamos todas las hembras de forma virtual adentro del galpón, y fue un éxito. Nos gusta innovar y adoptar tecnología, así que probablemente veamos más de esto en el futuro.

-¿En qué está el tema de la exportación de genética uruguaya?
-En nuestro caso venimos trabajando en la exportación hace varios años, y lentamente hemos podido abrir algunos mercados. En febrero 2021 van a nacer los primeros terneros Hereford uruguayos en Alberta, Canadá. Son producto de una exportación que hicimos en conjunto con Genética Uruguay SRL (Urugen) a la prestigiosa Cabaña MJT Cattle, luego de que nos compraran embriones en un remate virtual que se desarrolló en Inglaterra.
Tanto nosotros como otras cabañas hemos exportado al Mercosur con excelentes resultados, lo cual creo que está bien que así sea. El nivel de la genética uruguaya es excelente, y tiene el plus de tener un gran respaldo de los DEPs y de criarse en condiciones extremas y de restricciones forrajeras, lo cual la hace única en el mundo.

-Hablando del ganado, ¿Cómo ve el mercado para el negocio de reposición y del ganado gordo?
-En el último tiempo se había dado la particularidad que la reposición no bajaba lo que había bajado el ganado gordo, pero lentamente se van copiando las curvas, lo cual es bastante lógico con lo que ha pasado históricamente. Al ser un mercado y un país tomador de precios hay eventos puntuales que hacen que los precios varíen abruptamente. En los últimos tiempos los vaivenes de China, nuestro principal comprador de carne, ha hecho que el mercado se vea más volátil y difícil de predecir. Pero creo que la tendencia va a seguir siendo que la reposición se ajuste de acuerdo al gordo y éste se ajuste de acuerdo con los precios internacionales, como ha pasado siempre.

-¿Cómo analiza la reciente zafra de terneros?
-Me sorprendió la avidez y alta colocación de los terneros, señal de que el negocio está fuerte y tiene bases sólidas. Veo mucha gente nueva entrando al negocio, quizás queriendo escapar de los mercados financieros y colocar la plata en un negocio históricamente seguro. De bajos márgenes, pero seguro. Los productores tradicionales no pueden parar de invertir e intentan siempre crecer y mejorar sus ganados, siempre que las relaciones de precios se lo permitan.

-¿El negocio a corral es viable en estos momentos?
-Los márgenes son muy ajustados. Con el freno de la cuota HBQ 481 la industria tiene mucho menos margen de maniobra para poder establecer precios de referencia para la cuota, y eso le quita estabilidad a la cadena y al productor. Este tiene mucho más riesgo a la hora de encerrar y es lógico que la mayoría no lo quiera correr. Esto es probablemente la luz roja más importante que tenga el sector hoy en día. La cuota 481 ha sido un tremendo dinamizador para el sector, y dio muestras de que cuando el productor tiene ciertas certezas invierte y mejora las recrías, haciendo los ciclos más cortos y más eficientes.

-¿Qué piensa de la exportación de ganado en pie?
-En el escenario y mercado en el que estamos creo que es un elemento imprescindible para el productor ganadero comercial de nuestro país, ya que establece una demanda casi que constante por terneros a buenos valores.

-¿Cómo ve al Hereford uruguayo en la actualidad?
-Posicionado como nunca antes. Con un tipo de animal que es lo que la mayoría de los mercados de genética requieren: tamaño intermedio, pesado, pigmentado, con facilidad de engrasamiento y de excelentes estructuras para recorrer nuestros campos. Además, como comentaba antes, con un respaldo tecnológico muy importante, donde nuestros DEPs (Diferencias Esperadas de Progenie) son comparables con los de Estados Unidos, Canadá y Argentina y en donde estamos también muy bien posicionados.
A todo esto, hay que sumarle que las condiciones donde nuestras vacas se preñan y destetan sus terneros son probablemente de las más duras que existan. Hace unos años Jack Holden, un reconocido criador de Montana, USA nos dijo: “las vacas uruguayas seguramente sean las más fértiles del mundo, no puedo creer los lugares en donde se preñan”.

-¿Qué se trajo del reciente Congreso Mundial de Hereford en Nueva Zelanda?
-En estos viajes siempre se aprenden cosas nuevas. Nueva Zelanda es un país lechero y ovejero, básicamente. La ganadería de carne viene en un segundo plano, y las cabañas tienen como principales clientes de toros a los tamberos. Estos utilizan a los toros de carne para darle más kilos a sus terneros, habiendo ya inseminado sus mejores vientres con semen de toros Holstein o Kiwi para lograr su reposición. En Uruguay ya hay algunos tamberos que han probado esto, con excelentes resultados.

-¿Mostraron algo nuevo que se pueda aplicar acá?
-Específicamente en lo que refiere a la genética creo que estamos un escalón arriba. Acá trabajamos con más foco en el mejoramiento genético, con programas de inseminación instalados hace ya mucho tiempo, con tecnologías modernas como es la fertilización in vitro para multiplicar nuestras mejores vacas. En Nueva Zelanda varias de las principales cabañas ni siquiera inseminaban a las vaquillonas. De todas formas, en líneas generales vimos vacas un poco más grandes que las nuestras, largas, de muy buen color y pigmento, y criando buenos terneros, en ambientes bastante superiores a los nuestros.

“Da mucha tranquilidad la claridad del gobierno”.

-¿Qué valoración hace de las políticas públicas que está llevando adelante el gobierno uruguayo? ¿Está conforme con esta nueva administración? ¿Qué les pediría que mejoren o que pongan más énfasis?
-Creo que este es un momento donde todos debemos acatar y respetar todas las normas que el gobierno está imponiendo para salir lo antes posible de la pandemia. Toda valoración acerca de cualquier otra política queda en un segundo plano y “excusada” para que puedan poner todo el foco como lo están haciendo. En lo personal valoro mucho la claridad con la que se nos ha comunicado todo lo que están haciendo, me da mucha tranquilidad.

-¿Es optimista para lo que viene?
-Sí, creo que, si bien quedan muchas cosas por hacer, contamos con la suerte que Uruguay es un país con altas ventajas competitivas para la producción de alimentos y productos derivados de la agropecuaria. No tengo dudas que estamos bien posicionados para el mediano y largo plazo en ese sentido.