Ganadería

Estiman baja en volumen de ganado para cuota 481

Números y menor ventana de carga complican a feedlot.

Ganado a corral. Foto: El País.

Pablo Antúnez.

La Asociación Uruguaya de Producción de Carne Intensiva Natural (Aupcin), que es la asociación civil sin fines de lucro cuyo objetivo es el de defender, promover y fomentar la producción, comercialización y distribución, de todo tipo de animales criados con métodos de engorde intensivo (Feedlot), estima que para la próxima ventana de carga de carnes para la cuota 481, por un tema físico, no habrá un volumen grande de ganado para faenar.

El presidente de Aupcin, Dr. Álvaro Ferrés, recordó que las ventanas de carga “cada vez se achican más” y consideró que eso “va a impactar en el volumen  de ganado faenado y en el volumen de carne exportado dentro del cupo”.

La próxima ventana se abrirá alrededor del 10 de noviembre y duraría entre tres o cuatro semanas, estimándose que cierre próxima al 10 de diciembre. “El hecho de que Uruguay faena menos ganado para la cuota 481 y exporte menos carne, traerá consecuencias en el negocio”, consideró el presidente de Aupcin.

La situación provocará que “cada vez más, los negocios alternativos a la cuota 481, van a tener que estar estudiados o planificados, para que los corrales de engorde (feedlot) sigan funcionando en Uruguay”, dijo Ferrés .

Desde Aupcin, la alternativa que se está viendo son negocios en otros destinos, básicamente China y  Asia y algunos otros que hoy están buscando ganados de cuota con 100 días de engorde a corral previos a la faena. “Hay algunas propuestas y también hay alternativas para carcasas más pesadas. Uruguay tiene necesariamente que buscar alternativas para que la carne de corral se siga produciendo y se mantenga la faena”, afirmó el presidente de Aupcin.

Los números del engorde a corral tienen un componente adicional que es el precio de los granos y este insumo subió bastante en los últimos meses como consecuencia de la sequía. “Nosotros particularmente no previmos que iban a subir tanto y eso hizo que el margen del negocio se achicara mucho, por más que el precio de la carne exportada dentro de la cuota e incluso el precio del novillo subió, pero el margen del negocio se achicó mucho. Eso está afectando el negocio de los corrales de engorde”, advirtió el profesional a El País.

Uruguay es un fuerte proveedor de carne dentro del cupo 481, el contingente de carne de alta calidad con destino a la Unión Europea para ganado de menos de 24 meses terminados a granos durante los últimos 100 días previos a la faena (exporta arriba de 9.300 toneladas).

Por otro lado, los corrales de engorde venían recriando bastante ganado para la exportación en pie. “Muchos corrales de engorde se habían transformado en cuarentenarios para la exportación en pie”, pero algunas complicaciones con la moneda turca, complican momentáneamente el negocio, generando una incertidumbre adicional para los corrales de engorde uruguayos.

Más allá del problema coyuntural en el principal mercado de Uruguay para el ganado en pie, la salida de ganado está generando cambios en la ganadería uruguaya, fomentando la cría, rearmando y rejuveneciendo la máquina de producción.

Rurales EL PAIS