Ganadería

Entregaron proyecto para lograr erradicar la bichera

Datos sobre pérdidas son similares a los que se ya tenían.

Ganadería, campo.

Pablo Antúnez

El Grupo Ejecutivo para el Control y Erradicación de la Bichera (gusano barrenador) ya entregó en el despacho del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, el borrador planteando un plan de erradicación del parásito en la pecuaria uruguaya.

El equipo de técnicos y productores espera que el secretario de Estado tome contacto con el documento en los próximas horas, a su regreso de la misión oficial por China y Vietnam. Tenía el mandato de marcar el camino que emprenderá Uruguay para bajar las pérdidas causadas por el gusano barrenador o mosca de la bichera (Cochliomyia hominivorax) y tuvo un plazo de 180 días para analizar una estrategia y actualizar las pérdidas económicas causadas por el parásito.

Los datos para dar este paso fueron aportados por los productores a través de una encuesta voluntaria que se adicionó a la Declaración Jurada de Dicose 2019.

Si bien los técnicos esperan que el ministro Benech analice el documento y marque cómo seguir, según supo El País el trabajo presentado al secretario de Estado plantea la erradicación, pasando por una fase de control y tras la actualización de las pérdidas económicas, los números son muy similares a los que ya se tenían. Como paso importante, en el trabajo también hay datos nuevos.

En 1996, según un relevamiento en Uruguay del MGAP, se estimó que el gusano barrenador del ganado causaba pérdidas por US$ 24.596.000. Posteriormente, en 2006, otro relevamiento marcaba pérdidas por US$ 38.400.000 y mostraba que la mosca se había fortalecido, incidiendo más en las economías de los establecimientos agropecuarios por la mortandad de animales y por el gasto en “curabicheras”. En 2014, otro relevamiento mostró mayor cantidad de animales afectados por la parasitosis.

La puesta en marcha de una campaña de erradicación era una antigua demanda de la producción nacional, porque más allá de los daños económicos causados por las bicheras y de encarecer la sanidad cuando se envían animales vivos a la exportación, esta parasitosis es una zoonosis (afecta al hombre). Es por eso que los productores y técnicos consideran que contar con una campaña de erradicación de este problema cambiará la vida de la agropecuaria, porque facilitará el manejo y aliviará la labor diaria de los trabajadores rurales.

La mosca cobra mayor protagonismo algunos años afectando un número alto de cabezas y marca mayor presencia en algunas zonas, especialmente en el litoral, donde el calor ayuda al desarrollo del insecto.

Existen experiencias favorables de control en base a la suelta de moscas estériles que se importaban desde México y Panamá y eran soltadas por avión en las zonas donde se desarrolló el trabajo experimental. Pero Uruguay, a través de diversas instituciones, está intentando desarrollar la tecnología de irradiación, la que también le servirá para otros insectos.