Ganadería

Empieza la vacunación contra la fiebre aftosa

Es turno de bovinos menores de dos años en período clave.

Vacunación. Foto: Figueredo.

Pablo Antúnez

Mañana, viernes 15, comienza en Uruguay la vacunación contra fiebre aftosa de todos los bovinos menores de dos años. El período, que se extenderá hasta el 15 de junio, permitirá reforzar la inmunidad de todo el stock vacuno y mantener los mercados, tanto para carne y subproductos, como para animales en pie.

El director general de los Servicios Ganaderos, Eduardo Barre, junto con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, exhortaron ayer a los productores a cumplir con la obligación de vacunar, como siempre lo hacen. Uruguay procesa anualmente sueros de entre 1.400 y 1.500 establecimientos ganaderos y cada rastreo serológico tiene un radio de 5 kilómetros, lo que permite tener monitoreado todo el territorio. “Somos el país de Sudamérica que más sangrados hacemos y los resultados están dando un alto grado de inmunidad en el rodeo. El productor está cumpliendo con su obligación de vacunar”, afirmó Barre.

Es un período especial por la sequía que vive parte del país y por la pandemia de Covid-19, por lo que desde el MGAP se garantiza que se estudiarán los problemas que planteen los productores para buscarles una solución. En febrero, hubo ganaderos que debieron mover sus animales para vacunar en otros predios porque no tenían agua debido a la sequía.

Se distribuirán 4,5 millones de dosis para inmunizar alrededor de 4 millones de bovinos menores de dos años. Se aplicarán dos mililitros por animal en forma subcutánea para evitar abscesos que terminen en decomisos de carne durante el proceso de faena.

El director de los Servicios Ganaderos exhortó a los productores a extremar la vigilancia y a denunciar a los servicios veterinarios cualquier sospecha que pueda confundirse con fiebre aftosa. De ese modo, se mantiene una buena vigilancia.

“Tenemos que acostumbrarnos a denunciar la sintomatología compatible con aftosa”, por más que esté demostrado científicamente que no hay circulación viral. Cuando más precoz sea el aviso a los servicios, mejor será la respuesta. Atendemos entre 8 y 10 denuncias de problemas similares a Aftosa. Es muy bajo el número de denuncias”, destacó el jerarca.

Lo que más preocupa es que muchos veterinarios nuevos no han tenido el conocimiento de la sintomatología de aftosa. Por eso, el director de los Servicios Ganaderos advirtió que “a pesar de que estamos vacunando no estamos libres de que pueda suceder un caso”.

Por otro lado, Jorge Bonino Morlán, delegado de la Asociación Rural del Uruguay en la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), aseguró a El País que Uruguay “está tranquilo, pero atento” ante el cese de la vacunación contra aftosa en Rio Grande do Sul y otros estados o zonas que buscan ampliar las áreas libres de la enfermedad sin el uso de vacunas.

Bonino dijo que el sector productivo “confía en los servicios veterinarios oficiales”, en el marco de un modelo de sinergia que muchos países quieren copiar.