Ganadería

“Crisis de competitividad afecta a los más chicos”

Gobierno debe generar condiciones para crecer, dijo el Ing. Agr. Ignacio Buffa, Sub Secretario del MGAP que sumirá mañana lunes.

Pablo Antúnez
El subsecretario del MGAP, Ignacio Buffa, sostuvo que el deber del gobierno “es generar las condiciones para que los empresarios, los que se juegan todos los meses la plata, puedan desarrollar las mejores condiciones posibles” y advirtió que “no nos creemos más inteligentes que los productores”.

Tenemos que generar las condiciones para que los productores tengan empresas competitivas”. La meta es impulsar un gobierno que “apoye la libertad”. Buffa se refirió a la actual “crisis de competitividad” que viven las empresas agropecuarias del Uruguay y dijo está claro que los más afectados son los pequeños y medianos productores. Sin embargo, aclaró que “cuando desde un gobierno se apoya a la producción, hay que ser muy respetuoso de cómo se da esa asistencia”.

Según su visión, “no podemos generar una asistencia para la dependencia, sino para el desarrollo de las empresas y para que se crezca en libertad, para el desarrollo de las personas y para que se crezca en libertad”, advirtió en su charla.

Crisis. El subsecretario del MGAP que asumirá mañana explicó que la crisis de competitividad “no se debe a un único factor. No es solo tipo de cambio, sólo tarifas, impuestos o costos del Estados”, sino que se debe a “todo un conjunto de elementos”.

Esa crisis, según Buffa, se expresa en los sectores que son más competitivos y puso como ejemplo al arroz. “Estamos en el techo tecnológico y un rubro que tradicionalmente pagó los insumos, pagó la tierra y pagó el agua y si uno analiza las últimas 5 zafras, cada productor que hizo arroz perdió US$ 1.000/há.. La crisis de competitivdad “es el elefante que tenemos que comer de a pedacitos”.

Dijo que la falta de competitividad desencadena en la desaparición de productores y destrucción de puestos de trabajo en el ámbito rural y en los pueblos y lleva a una reducción de la inversión.

Buffa mostró que de 2009 hasta la fecha el sector de la micro empresa se redujo 31%. “ La crisis de competitividad afectan mayoritariamente a los productores chicos. Los que tienen escala tienen otras posibilidades. Los pequeños y medianos son la gran mayoría de los productores de este país. En 2018, cada cuatro horas, se destruyó un empleo rural. Esa es la expresión de esa crisis de competitividad genérica. De 2012 a la fecha se reducen las inversiones promovidas por la Ley de Inversiones (Comap)”.