Publicidad

Criadores de Angus celebran tres décadas de innovación y crecimiento

La inquietud de los visionarios hace 30 años, sumada a la sinergia con los investigadores, derivó en el “Servicio de Evaluación de Reproductores”, pionero en el país.

Foto Angus.jpg
Tras tres décadas de investigación y aportes a la genética, el proceso continúa por parte de la Sociedad de Criadores, basados en lo que dijo el Dr. Dan Moser: “ser líder implica más responsabilidades”.

Este año no es un año más para la Sociedad de Criadores de Angus del Uruguay, pues se cumplen 30 años de la primera publicación oficial de la prueba de Evaluación de Reproductores (SER). “La prueba de evaluación genética más antigua del país, que consideramos una herramienta fundamental para los criadores nacionales”, aseguró el Ing. Agr. Juan Pablo Pérez Frontini.

Mencionó que, así como hoy, la Sociedad de Criadores de Angus siempre confió mucho en la ciencia. “No alcanzaba con las exposiciones, necesitábamos medir y tener datos objetivos”, recuerda el coordinador de la Comisión Técnica de Angus. Esa fue la inquietud hace tres décadas. Ahí surgió el contacto con la Facultad de Agronomía, “con gente visionaria que, ya en los 80, venían con estos temas” y se dio una gran sinergia.

El País, junio de 1991.jpg
Entrevista a Nicasio Amexeiras en EL PAÍS

Previo a eso, en al año 78, se arrancó con la prueba de comportamiento en la Estación Experimental Mario Cassinoni. Pérez Frontini recuerda que “se llevaban terneros al destete, se medía el crecimiento y se les daba de comer”. Pero eran pocos los animales que se podían seleccionar, por más que eran proyecto de toros padres, no se podía dar de comer a todos. Y, un hecho no menor, no se lograba mitigar las diferencias que traían de sus respectivas cabañas.

En el 80 surge, de la mano de la investigación, la parte del modelo animal que permitía medir un individuo y a su vez empezar a evaluar a sus progenitores. Lo traen del exterior los Ingenieros Gonzalo González, Jorge Urioste y Edgardo Cardozo, integrantes de la Cátedra de Zootecnia de la Facultad de Agronomía, de la Universidad de la República.

Ocho años después comienza a tomar datos, se registran animales, “motivados por el interés, la pasión, y un querer progresar, desde la Sociedad de Criadores, apoyados por la cátedra de zootecnia”.

Equipo Zootecnia.jpg
El equipo de Zootecnia de la Facultad de Agronomía, en la década del 80

“Reconocer a los cabañeros pioneros que confiaron...”

“No solo los cabañeros de la raza, sino los productores ganaderos del Uruguay y los técnicos que trabajamos en mejoramiento genético del país, debemos reconocer a esos señores que, dirigiendo la Sociedad de Criadores de Angus, aceptaron poner el hombro y empujar para que los cambios se comenzaran a gestar. Todos manejando rodeos reconocidos, sin medir los riesgos que siempre implican los cambios, aceptaron la idea a impulsar y supieron ponerse al hombro el desafío. También creyeron en la juventud del país y por eso sintieron que el grupo de técnicos de la Facultad de Agronomía, que podrían acompañar y apoyar el desafío. Por primera vez en Uruguay, el especie y raza alguna, se iba a desarrollar una Evaluación Genética Nacional, con la metodología de Modelos Mixtos aplicando el Modelo Animal”. (Textual del Ing. Agr. Gonzalo González, uno de los integrantes de la Cátedra de Zootecnia de la Facultad de Agronomía hace 30 años).

El camino.

En el año 1991 se firmó un convenio entre la Sociedad de Criadores de Aberdeen Angus del Uruguay, la Asociación Rural del Uruguay y la Facultad de Agronomía de la Universidad de la República, que determinó la implementación del Servicio de Evaluación de Reproductores (S.E.R)

La primera evaluación se basó en 1.472 registros de peso al nacer y 1.839 de peso al destete que habían sido recogidos por los propios criadores entre los años 1988 y 1992.

Las cabañas que integraron esta evaluación fueron: “Bayucuá” de Salvador Mattos e hijos, de Salto, “El Eucalipto” de Suc. Alberto Puig, de Durazno, “El Pobrecito” y “Trenza de Ocho” de Nelson Bentancur Banus, de Flores, “La Azotea” de Raúl Irazábal, de Flores, “La Carolina”, Universidad del Trabajo del Uruguay, de Flores, “Los Tilos” de Ingrid Ahlig, de Treinta y Tres, “Sarandí Grande”, Universidad del Trabajo del Uruguay de Florida, “Ypoá” de Alison Mac Intrie, de Rivera.

En el año 1992 se llega, después de un arduo trabajo de análisis y procesamiento, a realizar el primer Catálogo Nacional de Evaluación de Reproductores de la Raza Aberdeen Angus. Éste se constituye en el primero de este tipo generado en el Uruguay.

Al año siguiente, 1993, se incorporaron más cabañas: “Caraguatá” de Frigorífico Modelo S.A, “El Puesto” de L.E. Irazábal, “La Cambicha” de Jorge Romero, “La Martineta” de Raúl Irazábal, “Santa María” de Julio Salaberry, “Yamandú” de Mc Intyre e hijos y “Zanja Honda” de Marcos Dutra.

También creció el número de registros y de características considerando: 5.284 Peso al Nacer, 6.075 Peso al Destete, 365 Peso al Año y 696 Peso Año y Medio.

En 1994, el tercer año, ya se realiza un análisis conjunto de toda la información y no característica por característica como en las etapas anteriores. Se consideraron 6.030 registros de Peso al Nacer, 6.553 de Peso al Destete y 1.407 de Peso al 18 Meses. Resultaron evaluados: 447 padres, 4.768 madres y 10.055 terneros.

En ese mismo año 1994, se firman nuevos convenios con la Asociación Rural del Uruguay, la Universidad de la República (Facultad de Agronomía) y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) dando marco a evaluaciones en varias razas.

En 2002, diez años después de publicado el primer catálogo, correspondiente a la primera evaluación nacional, se evaluaron 50.520 animales con la participación de 22 cabañas, usando modelos mucho más sofisticados que hacen uso de toda la información disponible en un análisis simultáneo de todos los animales y todas las características que incluso corrige por los efectos de selección y consanguinidad.

El SER, lleva 30 años “operando, cambiando y mejorando en la medida que se han ido incorporando mejoras tecnológicas”, dijo Pérez Frontini. Hoy en día son 149 mil animales evaluados: 81 mil hembras y 68 mil machos. También hay evaluados 5.746 animales importados. A su vez, se cuenta con 2.034 animales genotipados, provenientes de 146 cabañas.

Cuadros.jpg

Un proceso exitoso.

Desde la investigación, se considera como “un hito para la ganadería del Uruguay” los 30 años de la evaluación genética nacional de la raza Angus. Según la Ing. Agr. Olga Ravagnolo, son años “de esfuerzo, trabajo y de colaboración entre la Sociedad de Criadores de Angus del Uruguay, de sus cabañas y de la Asociación Rural con la Facultad de Agronomía y más adelante con INIA”.

Esta colaboración, consideró la investigadora, ha permitido realizar evaluaciones genéticas de animales de la raza Angus, publicar los resultados, haciendo disponible y accesible la información para todos los productores ganaderos de nuestro país. Consideró que las Diferencias Esperadas en la Progenie (DEP) y sus precisiones, producto final de las evaluaciones genéticas, “son hoy herramientas de selección conocidas y utilizadas al momento de seleccionar reproductores”. Estas herramientas, ponderó, “fueron innovadoras en sus inicios, se consolidaron con el tiempo y han mejorado en calidad dado el crecimiento en la cantidad y calidad de información suministrada por los participantes”.

El trabajo de la comisión técnica, donde se integran los técnicos responsables de las evaluaciones genéticas y los criadores, ha sido determinante en mantener la dinámica y la búsqueda de nuevas características y en la definición de la dirección de la mejora de la raza. “Se han incluido a lo largo del tiempo diferentes características económicamente relevantes a la evaluación genética poblacional y en forma más reciente se ha incorporado la información genómica”. A propósito, resaltó que la información genómica “permite obtener DEP más cercanos al verdadero valor genético de los reproductores, que se visualiza en mayores precisiones que acompañan los DEP de cada carácter”.

Para Ravagnolo, tal vez lo más importante de contar con 30 años de trayectoria, sea la cultura del registro obtenida. “A nivel de los criadores Angus, es generalizado el conocimiento de la importancia de llevar registros en tiempo y en forma, y de como ellos se reflejan luego en la evaluación genética de sus animales en particular y de la raza en general”.

Destacó que la Sociedad de Criadores ha apoyado e impulsado la participación de los cabañeros en el SRGen, sistema de registro implementado por el INIA, que tiene por objetivo recabar información para la evaluación genética de características reproductivas. “Próximamente se dispondrá de DEP para características reproductivas en vaquillonas. A éstas se podrán incorporar otras características asociadas al desempeño a lo largo de toda la vida productiva de las hembras”.

Según la especialista de INIA, las decisiones en programas de selección son inversiones a largo plazo que en la mayoría de los casos no implican costos adicionales. “Poder disponer de reproductores evaluados para características económicamente relevantes para la producción permite tomar mejores decisiones de selección”. Y agregó que “si la dirección de la selección es la adecuada, eso se reflejará en la mejora genética de los rodeos a nivel de la cabaña nacional y esto se trasladará a través de los reproductores al rodeo comercial”. Consideró que la selección acertada de los padres a utilizar en el rodeo comercial, así como la velocidad de reemplazo de los mismos, “permitirá incorporar en forma más rápida la mejora genética al rodeo nacional”.

Por todo ello, la Ing. Olga Ravagnolo consideró que durante estos primeros 30 años, “el trabajo de cabañeros e instituciones ha permitido lograr mejoras tangibles en la ganadería del país e imponer una poderosa herramienta de selección”.

Roca Negra - (44).JPG
Picasa

Genómica.

A partir de la primavera 2021 las publicaciones de la Prueba de Evaluación cuentan con los EPD´s enriquecidos con genómica. Pérez Frontini explicó que "si bien la población de entrenamiento ya está consolidada, la Comisión Directiva decidió seguir fomentando los genotipados para continuar jerarquizando la prueba". Por este motivo la Sociedad ha resuelto cubrir el costo del genotipado de 1.500 animales, a repartir entre todas las cabañas que integran la prueba SER.

La adjudicación de genotipados a las diferentes cabañas será en proporción a los registros de peso al destete del año 2020 de las mismas. Como contrapartida y apelando al compromiso que siempre tuvieron los criadores, se les solicitará que contribuyan con la misma cantidad de genotipados que la Sociedad les subsidia; con el objetivo de llegar a 3.000 animales genotipados antes de finales del 2023.

"Hemos podido consolidar la incorporación del Profesor Dr. Dan Moser como consultor permanente de la Comisión Técnica. Esto nos permite mantener un intercambio de ideas mucho más fluido y aprovechar todo su conocimiento y experiencia", apuntó Pérez Frontini. A su vez, agregó, "ya hace dos años que también tenemos el honor de contar en la Comisión Técnica con el Dr. Francisco Peñagaricano, profesor en la Universidad de Wisconsin-Madison. Uruguayo y muy vinculado a la raza, nos ha brindado un soporte técnico fundamental en este último tiempo".

Programa SRGen de INIA.

El pasado año 2021 "nos propusimos que, en enero de este año, todas las cabañas integrantes de la Prueba SER ingresaran sus datos a través del programa SRGen de INIA", aseguró el Coordinador de la Comisión Técnica de Angus. El objetivo de este pedido fue comenzar a incorporar EPD´s para características maternales a la prueba. "Hemos tenido una muy buena respuesta por parte de las cabañas a integrar el programa SRGen. Igualmente, aún quedan varias sin participar, por lo que hemos extendido el plazo".
Además de los Talleres de capacitación brindados por INIA, la Directiva resolvió contratar al Lic. Felipe Freire, con el objetivo de apoyar a las cabañas y resolver los problemas que han ido surgiendo en la implementación del programa.

Lo que viene.

En ese pasado de tres décadas, se basa este presente. “Con esa pasión y ganas de ir a más, tratamos de transmitir a las casi 150 cabañas que están hoy, la solidez de esta prueba, por los años, por el método y todo lo que le hemos ido incorporando”, mencionó el Ing. Juan Pablo Pérez Frontini. Proyectó el futuro y el trabajo que viene, mencionando un concepto manejado por el Dr. Dan Moser, especialista en genómica y asesor de Angus Uruguay: “Ser líderes implica más responsabilidades...”.

Sobre un total de 224.290 ovejas, demostró Taller del INIA
Gonzalo Ducós, director de la consultora Agro Focus, sostuvo que los datos le sorprendieron “gratamente”, porque él era de los que decía que el stock iba a disminuir de forma más intensa
Hay cierta estabilidad en las existencias bovinas, que totalizaron 11.888.692 cabezas, frente a las 11.911.115 del ejercicio anterior
Financiaciones con más plazo y tasas preferenciales dentro de los beneficios establecidos
Faltarían sólo 20.000 terneros para llegar a la cifra de 3 millones
Los frigoríficos volvieron al mercado con una nueva referencia de valores que implica una desvalorización de hasta 20 centavos de dólar
En INIA Treinta y Tres y en cabaña “Las Morochas” de la familia Oribe
Renunció la representante de Campo Unido en el instituto
Incorporación formal de la perspectiva climática a la política ganadera de Uruguay contemplará adaptación, mitigación y sostenibilidad
Faena se vio distorsionada con dos días menos de actividad
Facundo Schauricht, Directivo de Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), dialogó con Valor Agregado de radio Carve
Está más concentrada en establecimientos del norte y este del país, según relevamiento del MGAP. No hay cepas invencibles en Uruguay

Publicidad

Publicidad