Ganadería

Comenzó instrumentación del proyecto para controlar mosca de la bichera

Grupo técnico define acciones y necesidades para avanzar.

Ganado ovino.

El equipo técnico que se focaliza en el proyecto de control y erradicación de la mosca de la bichera en Uruguay, ya comenzó a instrumentar las primeras acciones. Expertos del Secretariado Uruguayo de la Lana, Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Instituto Plan Agropecuario e Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, se reunieron para seguir avanzando, a partir de un aporte monetario que dispuso la secretaría de Estado.

“Se trata de un proyecto que marcará el arranque del control y la erradicación, que abre la posibilidad de poder contar con consultores internacionales que ya están en contacto y que están alineados con Uruguay, que hasta ahora son honorarios”, explicó a El País el Dr. Daniel Castells, ex integrante del equipo de sanidad del SUL y uno de los pioneros en el trabajo del control de la bichera.

El proyecto que está en fase de armado, establece acciones concretas y ajusta detalles técnicos, para en el corto plazo, comenzar con su ejecución. A su vez, se recurrirá a financiamiento internacional, porque las moscas estériles que se soltarán en Uruguay, provendrán del laboratorio de Panamá.

En 1996, según un relevamiento en Uruguay del MGAP, se estimó que el gusano barrenador del ganado causaba pérdidas por US$ 24.596.000. Posteriormente, en 2006, otro relevamiento marcaba pérdidas por US$ 38.400.000 y mostraba que la mosca se había fortalecido, incidiendo más en las economías de los establecimientos agropecuarios por la mortandad de animales y por el gasto en “curabicheras”. En 2014, otro relevamiento mostró mayor cantidad de animales afectados.

Existen años puntuales donde la mosca de la bichera o gusano barrenador cobra mayor protagonismo. Se atenúa en el invierno y recobra fuerza en primavera y verano, cuando las poblaciones del insecto crecen, ayudas por el calor y mayores niveles de humedad.

A través de un decreto, el anterior titular del MGAP, mandató encontrar un camino que evitara las pérdidas productivas causadas por la (Cochliomyia hominivorax). El nuevo relevamiento de daños y la medición de la importancia de esta parasitosis, se hizo a través de una encuesta voluntaria a productores, en el marco de la Declaración Jurada de Dicose 2019.