Ganadería

Carne bovina subió dos veces en 7 días

Ajustando valor del dólar y subas de ganado gordo.

Carne vacuna. Carnicería.

Pablo Antúnez

Volvió a subir la carne vacuna y es el segundo incremento en una semana. El lunes la mayoría de los frigoríficos exportadores volcados al abasto interno y las plantas de menor tamaño habían subido $ 5 por kilo la media res, ajustando las constantes subas del precio del ganado gordo en el mercado, su escasez y acompañando las variaciones del precio del dólar.

Ayer, uno de los frigoríficos que pisa firme en el mercado interno, que ya había nivelado sus precios con los demás esta misma semana, subió otros $ 5 por kilo la media res y $ 10 por kilo las pulpas sin hueso, según confirmó a El País el presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), Hebert Falero.

Hace muchos años que la carne vacuna volcada al mercado interno no tenía subas tan seguidas, por más que es normal que a esta altura del año y hasta la primavera, los valores suban por la falta del ganado gordo y mayores valores de la hacienda preparada para las faenas.

Según dijo a El País el presidente de la UVC, “los carniceros están alarmados” y “la suba de precios y el incremento de los costos, está llevando a las carnicerías a bajar la cortina”, porque tienen menores ventas.

Falero reconoció que la carne bovina subió 26% en los últimos tres meses y admitió que se viene el invierno, el momento más difícil, porque siempre suben los precios.

A su vez, el pollo no se quedó atrás y esta semana subió $ 15 por kilo. Según los carniceros, hasta ahora el valor de la carne aviar venía bastante estabilizado e incluso se había registrado una baja de $ 3 por kilo en el mercado interno. “Estaba con un precio competitivo pero ahora pusieron $ 15 más de golpe”, reconoció Falero. El incremento para este producto es de 20%.

También se está complicando el ingreso de carne bovina desde Brasil, donde entran cortes sin hueso y envasados al vacío, principalmente desde frigoríficos exportadores de Rio Grande do Sul. Esa carne ayuda a nivelar los precios en el mercado. El problema es que Rio Grande do Sul tampoco tiene hoy ganado gordo, los precios subieron y los importadores están teniendo problemas para mantener la importación.