Expo Prado

Fuerte crecimiento de Hampshire Down en la pista del Prado

En un año complicado, la pista Hamphire Down volvió a mostrar un fuerte crecimiento en calidad y cantidad de animales, buscando aprovechar la calidad de carne y las oportunidades que ofrecen los mercados de carne ovina. Muchas ovejas con mellizos en la pista, reflejo de la prolificidad de esta raza y animales pesados con carne donde más vale, fueron el común denominador de esta pista.

El Campeón Supremo y Gran Campeón Puro de Origen se lo llevó la cabaña “El Esfuerzo” de Gabriel García Pintos y familia  por tercer año consecutivo. En este caso se trata de un carnero que es hijo de un padre de cabaña importado de Nueva  Zelanda. “Es un animal de cuatro dientes y el año pasado no se llegó con la preparación para traerlo al  Prado, por lo que quedó para esta edición. Ya padreó en la cabaña y a su vez, cuenta con muy buenos números en sus datos objetivos”, explicó el Dr. Gabriel García Pintos. La misma cabaña se adjudicó también la Reservada Gran Campeona Pedigree y el Reservado Gran Campeón Pedigree.

A su vez, la Escuela Agraria de Montes expuso la Gran Campeona P de O y la Gran  Campeona Pedigree. La Reservada Gran Campeona P de O fue expuesta por Mauricio Nicoletti Emani al igual que el Tercer Mejor Macho de Pedigree.

El Gran Campeón Pedigree se lo adjudicó la cabaña “La Falda” de Juan García Helguera con un producto hijo de sangre australiana. “La madre es una oveja de la cabaña que nunca presentamos en pista. El año pasado importamos semen congelado de carneros destacados en Australia y este Gran Campeón es producto de esa genética. Fue la mejor satisfacción que pudimos tener”, afirmó Juan García Helguera.

El jurado estuvo compuesto por el Dr. Luis Castro (ex técnico de INAC), Ing. Agr. Fernando Coronel  (técnico del SUL) y el criador Raúl Ibarburu que trabajaron en total concordancia y en algunas categorías se inclinaron por pequeños detalles en los fallos, debido a lo parejo de los animales.

Al final de su trabajo el criador Raúl Ibarburu aseguró que el Hempshire Down “se viene superando año tras año. Comenzó tímidamente pero ahora con las importaciones de genética hubo un salto  cualitativo muy fuerte y eso se vio en la pista, fruto del esfuerzo de los cabañeros”.

El productor y criador de Florida dijo que en el juzgamiento “se buscaron los animales más eficientes en el gancho” y destacó que el Hampshire Down produce “animales pesados” pero “con poca grasa para la cantidad de kilos que tienen”. Ibarburu afirmó que “cualquiera de los reproductores  que participaron en esta edición 2018 pueden ir a competir con éxito a las muestras de la región”. Reafirmó la gran vigencia de la raza para lograr buenos resultados económicos en los cruzamientos carniceros y recordó que los animales criados en Uruguay están siendo muy demandados desde Paraguay y Colombia.

Por otra parte, el presidente saliente de la Sociedad Criadores de Hampshire Down, Juan García Helguera, que junto al resto de los integrantes de la Comisión Directiva finalizó ayer su período, afirmó a El País que en los cuatro años que estuvo al frente de la gremial “la raza creció mucho, tanto en cantidad de animales como en número de cabañas. Hay muchos criadores entusiastas y la dispersión que está teniendo está siendo muy importante”.

Rurales EL PAIS