Entrevista

Gabriel Capurro: “Agresiones no ayudan a crear una conciencia agropecuaria”

El presidente de la Asociación Rural del Uruguay dijo que la Ministra Muñoz le reconoció que “tenía muy poco conocimiento del sector agropecuario”. Aseguró que no pedirá reunión al Ministro Murro porque “para dialogar se necesita la voluntad de las dos partes”. Además expresó que la sociedad “subsidia la seguridad social de prácticamente todos los sectores y es uno de los problemas que tiene el país y seguramente preocupación central del gobierno. Reconoció que la competitividad “no es solo el tipo de cambio” y afirmó que “nosotros hemos mejorado en productividad, en innovación, en tecnologías, pero no alcanza y no vemos el mismo esfuerzo desde el gobierno”.

 

Pablo D. Mestre.

-Las principales gremiales del sector agropecuario le enviaron una carta al Presidente de la República manifestándole su molestia con las declaraciones de los Ministros de Trabajo y de Educación y Cultura referidas al sector. ¿Tuvieron alguna respuesta?
-No. Lamentablemente hasta el momento no hemos recibido ninguna respuesta.

-Usted como presidente de la ARU se reunió con la Ministra de Cultura, Dra. María Julia Muñoz, para trasmitirle la molestia de la Institución con relación a sus declaraciones. ¿Cuál fue la reacción de la Ministra?                                               -A raíz de las declaraciones de la Dra. Muñoz, la Junta Directiva de la ARU resolvió solicitarle una reunión personal ya que se desprendía de sus dichos un gran desconocimiento de la realidad del sector. Dicha reunión se llevó a cabo en su propio despacho y allí le planteamos nuestra molestia por entender que sus declaraciones eran ofensivas y agraviantes hacia los productores rurales y demostraban un gran desconocimiento del sector. Además, como integrante del Poder Ejecutivo, se contradicen con la campaña para crear “Conciencia Agropecuaria” de parte del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca.

-¿Justificó de alguna manera sus dichos?
-La Ministra nos dijo que en realidad sus declaraciones se dieron en el contexto de una entrevista sobre educación y temas políticos y que se vio sorprendida por el planteo de Un Solo Uruguay que le trasmitió el periodista. Que sus declaraciones no eran contra la ARU. Le manifestamos que entendíamos que sus declaraciones eran agraviantes para todos los productores rurales y analizamos las mismas en profundidad.

-¿Qué les dijo?
-La Ministra reconoció que se equivocó y que tenía muy poco conocimiento del sector agropecuario por lo que aprovechamos la reunión para conversar sobre la realidad social y productiva del campo y su relación con la educación. Al final de la reunión nos agradeció la información y nos trasmitió que iba a reconocer públicamente su equivocación en el momento que lo considerara oportuno sin perjuicio de los cual nosotros lo informáramos a la prensa. Nos parece una buena actitud y la valoramos.

-La carta de las gremiales se refería también al Ministro de Trabajo, ¿la ARU le va a solicitar una entrevista personal a Murro también?
-Para dialogar se precisa la voluntad de las dos partes, el Ministro Murro ha manifestado que no tiene interés en reunirse con las gremiales agropecuarias por lo tanto no tiene sentido solicitarle una reunión.

-El ministro ha dicho que las gremiales agropecuarias no tienen voluntad de diálogo ya que se retiraron de los Consejos de Salarios…
-Las gremiales rurales nos retiramos de los Consejos de Salarios justamente porque no había diálogo ni negociación, sino imposición de los criterios del Ministerio de Trabajo. La ronda de los Consejos de Salarios del 2016 en el grupo 22 fue un claro ejemplo de ello. Para que quede claro, nosotros queremos que los trabajadores ganen lo más posible y que tengan las mejores condiciones de trabajo, pero para que ello suceda a las empresas les tiene que ir bien. Si esto último no sucede el que sufre es el empleo y ello es lo que ha venido sucediendo los últimos años. El problema que tenemos es que las empresas pagan sueldos altos y los trabajadores reciben sueldos menguados porque al medio el Estado se queda con una buena tajada.

-¿Qué opinión le merecen las consideraciones del Ministro Murro referidas a que la sociedad subsidia la seguridad social del sector agropecuario en más de US$ 400 millones al año?
-Lo que el Ministro dice es correcto, también es cierto que la sociedad subsidia la seguridad social de prácticamente todos los sectores y es uno de los problemas que tiene el país y seguramente es una de las preocupaciones centrales del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. En el sector agropecuario el problema es mayor porque cada vez somos menos los productores y trabajadores que aportamos para sostener las jubilaciones y el sistema de protección social que se ha generado. La Seguridad Social es un tema que casi todos los países están analizando porque las expectativas de vida han aumentado. En los países desarrollados los niños que nacen este año tienen una expectativa de vida de 102 años. En nuestro país también las expectativas de vida han aumentado y la tasa de natalidad es muy baja por lo que la población tiende a una composición donde aumenta la proporción de adultos mayores y la seguridad social incrementa su déficit año a año. Ya en el periodo de gobierno anterior el ex Presidente Mujica decía que la seguridad social “era una problema que alguien iba a tener que arreglar”. Pasó su gobierno y no se hizo nada.

-¿Y cree que sigue igual?
-Está pasando otro periodo de gobierno y tampoco se ha hecho nada para solucionarlo. Cuanto más se demore en proponer y resolver las modificaciones necesarias en la seguridad social menos será el margen de maniobra y más regresivas las medidas que se tomen sobre el sistema de protección social que se ha ido generando. Sin duda el Ministro Murro es de las personas con mayor conocimiento y experiencia en el tema porque ha estado mucho tiempo en el BPS y luego en el Ministerio de trabajo y Seguridad Social. Seguramente él podría realizar un buen aporte al país realizando una propuesta de reforma al sistema de Seguridad Social que asegure su viabilidad futura y mantenga el mayor grado de protección social que se ha generado.

-El Ministro de Ganadería, Ing Enzo Benech, ha dicho que la ARU hace tiempo que viene pronosticando crisis que nunca llegan y el país sigue creciendo. ¿Qué opina?
-La ARU hace tiempo que viene alertando que es insostenible la trilogía de déficit fiscal, atraso cambiario y endeudamiento creciente del país y que si no se corrige a tiempo termina mal. El atraso cambiario el propio Banco Central lo estimo en el 17%, esto significa 5 pesos por dólar. Para un país agro exportador y exportador de servicios como el nuestro esto es muy negativo, la caída del turismo este verano es un claro ejemplo. No somos competitivos, somos el país más caro de América.

-El gobierno dice que competitividad no es sólo tipo de cambio…
-Es verdad. Se nos ha dicho desde el gobierno que la competitividad no es solo el tipo de cambio y estamos de acuerdo, hemos mejorado en productividad, en innovación, en tecnologías, el Ministro Benech lo sabe, pero no alcanza y no vemos el mismo esfuerzo desde el gobierno. Prueba de ello es que el año 2017 terminó con el mayor número de funcionarios públicos desde que se llevan registros, no se han publicado todavía las cifras de 2018.

-El Poder Ejecutivo habla de crecimiento…
-Sí, pero a un ritmo cada vez más lento que no da para financiar el gasto creciente, la mayoría de los sectores están estancados o en recesión. El desempleo viene aumentando, la tasa de empleo cayó al nivel de 2007 y la inversión medida como porcentaje del producto bruto está en los mismos niveles del 2005. Se perdieron 50.000 empleos en los últimos años, se nos dice que se crearon en los últimos 15 años 300.000 empleos, en realidad 70.000 fueron en el sector público lo cual relativiza la cifra y los 50.000 que se perdieron fueron en el sector privado, que como siempre es el que hace el ajuste. Muchas pequeñas y medianas empresas están desapareciendo y algunas grandes también, no solo en el sector agropecuario, en todos los sectores de la economía. Si la destrucción de empresas y empleo que está ocurriendo lo consideramos como una situación normal y no somos conscientes de que es bastante más que lo normal, entonces estamos en un problema grande para el país porque no estamos buscando soluciones.

“Trazabilidad ha posicionado al país, pero se puede mejorar”.

-¿Cómo evalúa el comienzo la zafra de reproductores ovinos y la situación general del rubro?
-La zafra de reproductores ovinos ha tenido un comienzo auspicioso, con una buena demanda de reproductores y precios razonables por los mismos. La carne ovina esta con un precio razonable para el productor aunque muy por debajo de lo que reciben los productores de Australia y Nueva Zelanda y la lana está con buenos precios, sobre todo las más finas lo cual redondea una buena ecuación de rentabilidad para el productor. En el aspecto productivo hemos tenido un verano muy lluvioso lo cual no es lo mejor para los ovinos por los problemas sanitarios que se generan.

-¿Habla de la bichera?
-La bichera ha sido un problema generalizado y este verano particularmente ha ocasionado importantes pérdidas. Pensamos que el MGAP debe profundizar el estudio de factibilidad y las alternativas para la erradicación de la mosca de la bichera lo cual sería un avance muy importante para mejorar la competitividad y la rentabilidad de la producción ovina. Pero hay más problemas graves.

-¿A cuáles se refiere?
-Siguen perjudicando al ovino los riesgos y pérdidas que implican el abigeato y los ataques de perros a las majadas, problemas que en algunas zonas del país determinan la imposibilidad de trabajar y producir con ovinos. Estos son temas en los cuales debemos seguir trabajando.

-Comenzó el año con la apertura del mercado japonés para la carne vacuna uruguaya, ¿qué incidencia puede tener en el mercado de haciendas?
-La apertura del mercado japonés ha sido una muy buena noticia para el país. Japón es un país muy exigente y es la primera vez en su historia que autoriza la importación de carne bovina proveniente de un país libre de aftosa con vacunación. Sin duda éste es un mérito muy grande del MGAP y sus autoridades sanitarias, de los productores y la industria frigorífica, del INAC y de los diferentes actores de las cadena agro industrial de la carne. También la rápida habilitación que realizó Japón de 16 plantas industriales es una muy buena noticia. Espero que la apertura del mercado japonés tenga una incidencia positiva en el mercado ya que es un importante importador de carne vacuna y tiene una población con un alto poder adquisitivo. Es una lástima que esta apertura se produce en un momento de disminución del stock vacuno y del número de novillos disponible para faena.
Nos queda en el debe trabajar para disminuir los aranceles que deberemos pagar que son del 38,5%.

-¿Cómo evalúa la situación actual del mercado de haciendas vacunas?
-Estamos en un buen momento de precios para el productor tanto en el mercado de haciendas para frigorífico como de haciendas para el campo. Sin duda está influyendo la excelente situación forrajera y la escasa oferta en ambos mercados debida a la disminución del stock. En un mercado estable y con una situación forrajera muy buena a los productores les conviene agregarle kilos a los ganados y la industria se ve forzada a pagar mejores precios para mantener la faena. Los costos de producción han continuado aumentando tanto en el sector productor como en el industrial. Los precios de exportación de la carne han caído lo cual determina que con los precios actuales a algunas industrias se le pueden empezar a complicar las cuentas.

-Recientemente se oficializó el cambio del tiempo de permanencia del ganado en los predios previo al embarque pasando de 46 a 90 días para cumplir con el protocolo firmado con China. ¿Causa algún problema este cambio?
-No. Creo que esta modificación no genera mayores inconvenientes. La realidad es que históricamente el 92% del ganado embarcado cumplía con este requisito permaneciendo más de 90 días en los predios de los cuáles se embarcó, solo un 8% estaba entre 46 y 90 días. Hay unos pocos casos que puede generar alguna dificultad cuando un productor trabaja en más de un predio cercanos y las invernadas se realizan en forma compartida. En estos casos puntuales se están buscando soluciones.

-En los últimos tiempos a raíz de los problemas de abigeato se ha puesto en duda el sistema de trazabilidad obligatoria del ganado. ¿Qué posición tiene la ARU al respecto?
-Nosotros apoyamos la trazabilidad del ganado vacuno, creemos que ha contribuido a posicionar al Uruguay en los mercados como un país confiable y por lo tanto ha contribuido en la valorización de nuestra carne. También consideramos que el sistema ha demostrado su utilidad para aclarar los problemas de abigeato que han ocurrido. Sin perjuicio de ello, creemos que el sistema puede ser mejorado y estamos contribuyendo con el Ministerio en ese sentido.