Empresas

El gigante cárnico JBS revierte pérdidas en el primer semestre de 2019

Registró un beneficio neto de 819 millones de dólares.

Planta de JBS. Foto: http://www.eleconomista.es

Sao Paulo (EFE) | El gigante cárnico JBS registró un beneficio neto de 3.276 millones de reales (unos 819 millones de dólares) en el primer semestre de 2019, frente a las pérdidas de 404,5 millones de reales (101,1 millones de dólares) registradas en el mismo periodo del año anterior, informó la compañía.

La procesadora de carnes cerró el segundo trimestre de 2019 con un beneficio neto de 2.200 millones de reales (unos 550 millones de dólares), con los que revirtió las perdidas registradas en el mismo periodo del año anterior (911 millones de reales o 227,7 millones de dólares).

En su informe, JBS, uno de los principales beneficiarios de las interrupciones en el suministro de carne de cerdo en Asia, destacó que el foco de peste porcina en diversos países “ha contribuido para un aumento de las exportaciones y representa una oportunidad para el crecimiento” de los negocios.

El ebitda (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de la empresa fue récord en el segundo trimestre del año y alcanzó los 5.100 millones de reales (1.275 millones de dólares), lo que supone un aumento del 20,3 % en la comparación con el mismo periodo del año anterior.

La facturación, por su parte, alcanzó los 50.800 millones de reales (12.700 millones de dólares) entre abril y junio, con un crecimiento del 12,5 % frente a los mismos meses de 2018.

La brasileña JBS obtuvo en 2018 un beneficio neto de 25,1 millones de reales (6,2 millones de dólares), lo que supuso una caída del 95,5 % respecto a 2017.

La firma ha sido objeto en los últimos años de diversos escándalos, entre ellos la operación policial “Carne fraca” (carne débil), que destapó una red que falsificaba los resultados de los exámenes de calidad que se hacían a las muestras de sus productos.

Además, los propietarios de JBS Joesley y Wesley Batista estuvieron envueltos en otros asuntos de corrupción relacionados con el pago de sobornos a cientos de políticos.

Tras los múltiples escándalos de corrupción, JBS se vio obligada a poner en marcha un programa de venta de activos, necesitada de liquidez para saldar deudas y mantenerse en un mercado que le cerró el acceso a créditos.